domingo, 15 de enero de 2017

The duff

Título: The Duff
Autora:  Kody Keplinger
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 301

Sinopsis

Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Wesley la llama Duff -apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas-, lo último que ella espera es acabar besándose con él.  Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce.  Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos




Opinión
Hace tiempo que la literatura juvenil dejó de estar de entre mis prioridades lectoras, pero, de alguna manera, cada año se me cuela alguna en mi lista de lecturas. Creo recordar que hace dos años, por ejemplo, leí Bajo la misma estrella o la trilogía de Los juegos del hambre, dos lecturas de las que disfruté mucho.  Pero por norma general no es un género al que le dedique mucho tiempo. No obstante, me decidí leer esta novela porque en Navidades vi la película con mi hermana y me pareció tremendamente entretenida e intuía que el libro sería algo mejor, y lo cierto es que me he encontrado con algo totalmente diferente, ni peor ni mejor, sino que libro y película parecen contar dos historias totalmente diferentes aunque con los mismos tópicos.

The Duff nos cuenta la historia de Bianca Piper, una chica de 17 años con una gran personalidad, opiniones muy sólidas y una visión un tanto cínica del mundo. Destaca por su personalidad e inteligencia, pero no por su aspecto físico lo que hace que, en comparación con sus amigas, se convierta en la Duff, o sea, la amiga gorda y fea (Designated ugly and fat friend). Y Bianca no tiene ni idea de ello hasta que el machito del colegio, el "promiscuo" Wesley Rush, se lo dice y hará cambiar su forma de ver su lugar dentro de su grupo de amigas y en el colegio. Las cosas se complican aún más para Bianca cuando su madre decide divorciarse de su padre, un ex-alcohólico, lo que le llevará a lanzarse a los brazos de Wesley, a quien usará como juguete sexual. Lo peor es cuando se de cuenta que ha atravesado una línea muy delgada y lo que antes era sexo ahora es amor. A grandes rasgos, The Duff no hace más que repetir los mismos clichés de las historias juveniles del cine adolescente americano, con la novedad de que ahora los adolescentes tienen acceso a miles de redes sociales, y son algo más "despiertos" que antes. Pero, seamos sinceros, a muchos nos gusta este tipo de historias, nos despierta ese lado nostálgico hacia una época en la que las películas de John Hughes eran todo nuestro mundo y cuando soñábamos que Freddie Prince Jr. vendría a rescatarnos como en Alguien como tú. Y en cierta manera ese el punto fuerte de la novela, pero también su punto débil porque como lectura no aporta absolutamente nuevo a la literatura juvenil. No he encontrado nada, ni en su argumento ni en sus personajes, que me haya sorprendido, se trata de repetir una serie de clichés que funcionan en este tipo de historias, pero que también del algún modo las encasillan, 

Asimismo, la protagonista me parece muy llevada al límite con esa visión tan absolutamente cínica de todo lo que le rodea. Y se trata con una absoluta superficialidad aspectos que tienen su punto dramático como el abandono familiar, el alcoholismo o el acoso escolar. Y sí, muchos me preguntaréis ¿Y qué esperas? Pues quizás espero que una literatura juvenil trate estos temas como se merece, porque en la vida hay mayores preocupaciones que el haberte enamorado con el chico que te has estado acostando y creo que las novelas juveniles deberían ser valientes al tratar estos aspectos. Eso sí, agradezco y mucho que se trate la cuestión del sexo, que en ocasiones se intuyen en este tipo de novelas pero no se tratan de manera explícita. La sexualidad entre los jóvenes es una realidad y es normal que este tipo de historias lo retrate con normalidad.

En definitiva, una novela que no pasa de ser entretenida, de esas que se leen para evadirnos un ratito de la realidad y pasar el rato y que lo único que despierta es nuestro lado más nostálgico.

Adaptación

Como mencionaba anteriormente, The duff cuenta con una adaptación cinematográfica, aunque llamarla adaptación sería abusar descaradamente del término porque a mí me han parecido dos historias muy diferentes. Si la novela repite los tópicos de las historias de adolescentes americanos, la película ya ni os cuento, además está está mucho más suavizada porque no aparece lo de la relación sexual que viven Bianca y Wesley, pero es una película entretenida. Os dejo el tráiler por si os llama la atención




jueves, 12 de enero de 2017

La encrucijada de las Libélulas

Título: La encrucijada de las Libélulas
Autor: J.L.Scott.
Editorial: Sin publicar.
Páginas: -

Sinopsis

En el siglo siglo XVIII los muchachos que concluían sus estudios en la Universidad llevaban a cabo un viaje cultural e iniciático, conocido como el Grand Tour. El joven Aubrey, sin embargo,  deseaba emprender una aventura diferente. Quería descubrir Europa a su forma y perseguir las experiencias que a él de verdad le entusiasmaban: cambiar las tertulias con intelectuales por los bosques antiguos, las ciudades de lujosos edificios por aldeas llenas de misterios, o conocer personajes de cuento y criaturas de leyenda en vez de pensadores ilustrados y artistas famosos. Y para ello, nada mejor que iniciar el periplo llevando a cabo una fantasiosa misión, la búsqueda de las libélulas de lapislázuli, unas joyas mágicas que supuestamente guardaban una curiosa leyenda tan maravillosa como absurda.   Lo que no sabía nuestro intrépido e incauto viajero era que no solo se iba a tener que enfrentar a todos los que opinaban que su viaje era una estupidez, sino que además un sin fin de peligros y aventuras le esperaban en el camino.


Opinión

Siempre he sentido una profunda admiración por toda aquella persona capaz de sentarse delante de un ordernador y escribir una historia de cero, quizás porque a mí siempre me ha resultado más fácil escribir Historia, que se apoya en una serie de fuentes y es mucho más fácil de estructurar. No surge de tu imaginación, sino de tu trabajo investigador. Y lo cierto es que, cuando uno empieza a escribir una historia no importa si no es perfecta, el ejercitar la imaginación (o simplemente el tenerla) ya es todo un logro. Por eso, cuando mi compañero de profesión J.L.Scott me pidió que leyera su primera novela no pude negarme. Yo ya había leído cosas suyas en su blog y sabía que escribía bien y, además, conocía su pasión por la historia. Una combinación que prometía mucho.

La encrucijada de las libélulas es una novela de ficción histórica que tiene como protagonista una ciudad: Santiago de Compostela, en un contexto histórico verdaderamente apasionante, en el que la ciencia de la Ilustración convivía con las creencias populares y suspersticiosas. Y este es, sin duda alguna, el punto fuerte de la novela, pues se aprecia la capacidad de su autor para trasladarnos a ese contexto y con ello puede intuirse la enorme labor de documentación que hay detrás. J.L.Scott no ha querido que el lector se pierda detalles de ese Santiago dieciochesco y, sin duda alguna, lo logra con unas descripciones minuciosas y para nada pesadas, en la que nos permite conocer todo tipo de elementos culturales e históricos que muy probablemente pocos lectores conozcan. Confieso que yo me he visto inmersa en una serie de datos y hechos que desconocía, a la vez que me entretenía con una serie de desventuras en las que el protagonista se ve inmerso. 

Otro punto fuerte son los personajes. Creo que J.L.Scott ha sabido dar vida a unos personajes memorables y no puedo más que admirarlo por ello, pues no creo que sea nada fácil. He de admitir que he sentido una inclinación especial hacia Bieto, hasta el punto de que en ocasiones he deseado que él fuera el protagonista. Es un personajes con sus luces y sus sombras, de esos que son muy humanos por la gama de grises que tiene y porque demuestra que en ocasiones la vida se impone y nos fuerza a asumir una serie de roles que no nos define pero que nos vemos forzados a ejercer. No obstante, pese a que este es un punto fuerte, debo poner una pega y es que, en mi opinión, hay un exceso de personajes que resultan del todo irrelevantes, de la misma manera que, en ocasiones, falta constancia entre los mismos lo que da lugar a una serie de contradicciones.

Ahora viene lo negativo. ¿Qué es lo que falla? Pues falla algo que yo considero que es muy común entre los autores noveles: falta una línea argumental sólida, eso que da unidad a toda la historia, una razón de ser. La novela comienza presentando a su protagonista, que explica que va a empezar su Gran Tour en Santago de Compostela por alguna razón que no logra comprender, pero que le lleva ahí. Parece que unas piedras en forma de libélula tienen algo que ver, y el lector puede sentir el misterio, se siente cautivado. No obstante, ese misterio, esas libélulas empiezan a desaparecer. A medida que va desarrollándose la historia cada vez tiene menos presencia y esa línea argumental aparece y desaparece para volver aparecer al final, solucionando en parte ese defecto. He de admitir que durante gran parte de la novela pensé que era una mera sucesión de aventuras sin conexión alguna y mi ritmo iba resentiéndose. Quizás el autor ha pecado de exceso y, en ocasiones, cantidad no significa calidad. En mi opinión, una historia más corta pero con una línea argumental más sólida hubiera sido lo más conveniente y esta novela tiene la posibilidad de eso con un poco de trabajo.

A nivel general, La encrucijada de las libélulas me ha parecido una propuesta de ficción histórica muy ambiciosa, que peca de exceso pero que entretiene de principio a fin. Una novela que nos enseña una Santiago de Compostela muy diferente, en un contexto en el que la Ilustración y las viejas supersticiones aún conviven. Un prometedor primer trabajo en el que se aprecia el perfil historiador de su autor, que no es perfecto pero en el que se intuye su potencial. No puedo más que terminar animando a su autor a que continue creando historias.

martes, 10 de enero de 2017

Lecturas 2016

Image result for libros

2016 ha sido un año interesante, en todos los sentidos que un año puede serlo. En mi caso ha habido un poco de todo, alegrías, penas, fin de proyectos, comienzo de otros... En cuanto a lecturas, pues ha sido un poco decepcionante, por dos motivos: no he leído lo que me hubiera gustado leer y de lo que he leído poco, o muy poco, me ha emocionado. Empecé el año apuntándome al reto de Goodreads y decidí que 50 libros era una cantidad a mi alcance, básicamente porque el año anterior había leído más de 40 y como ya había terminado la tesis doctoral creí que tendría más tiempo. Pero, ilusa de mí, este año ha resultado ser el peor de los últimos años, quizás porque durante la primera mitad pasé gran parte preparando la defensa de la tesis y mi matriculación para el curso de profesorado en UK (que incluía examen de inglés y matemáticas) y la segunda parte del año ha sido el curso en sí, que más que un curso es una tortura, trabajando diariamente en torno a las 8 y 9 horas, por lo que cuando he tenido tiempo libre he leído un poco o muy poco, o básicamente nada. Esto se ha visto reflejado en la actividad del blog, que se ha reducido drásticamente. Me he hecho el propósito de que no muera, pero lo cierto es que si apenas leo no sé cómo voy a mantenerlo activo. Aún así, no quiero cerrarlo, aún no y voy a tratar de ponerme las pilas, quizás en este segundo trimestre, ya más acostumbrada a la profesión, pueda equilibrar todo más.

Pero yendo a lo que verdaderamente importa ¿Cómo ha sido mi año lector de 2016? Puedo resumirlo en una palabra: decepcionante. No solo no he cumplido mi recto de Goodreads, pues solo he leído 30 libros, sino que tampoco llegué a completar el Reto Serendipia. He leído nueve libros en inglés, osea casi un tercio del total, y la nota media de mis lecturas está en un siete aproximadamente.

Tres libros son los que debo destacar entre mis mejores lecturas, aunque ya digo que no hay ninguno que me haya emocionado o marcado especialmente, destacan simplemente por ser mejores que el resto. Y son: La sonata del silencio de Paloma Sánchez-Garnica, La amiga estupenda de Elena Ferrante y Rebecca de Daphne du Maurier. Son tres novelas estupenda de las que aún guardo un gratísimo recuerdo y que recomiendo leer (las reseñas podéis encontrarlas en el blog). Mención especial merece Jane Eyre de Charlotte Brontë que releí en inglés gracias a la tertulia organizada en el blog de Carmen y amig@s y  Forastera de Diana Gabaldón que me gustó y me entretuvo muchísimo.























Cuatro libros se encuentran entre mis peores lecturas, básicamente porque no eran para mí desde el principio y los leí por encargo. Casi que esto me hace replantearme si debería seguir aceptando libros, básicamente porque no me siento cómoda haciendo reseñas negativas de libros de aquellas personas que con ilusión me mandan sus historias para que las reseñe. Así que es muy posible que de ahora en adelante, y  porque tampoco dispongo de tiempo, me limitaré a leer lo que me apetezca. Esos cuatro libros son los siguientes: El hombre del parque de David Castells, Aunque todo esté perdido de Carlos Garvín, Enchantment de Orson Scott Card y Nunca es tarde para morir de Pablo Palazuelo.

¿Cómo se presenta el 2017? Pues, como apuntaba más arriba, el 2017 se plantea muy, muy ocupado y con muy poquito tiempo, pero quiero seguir manteniendo el blog en la medida de lo posible. Tengo una reseña pendiente de un libro que he tardado casi tres meses en leer (para que veáis como está el tema) y he empezado el último libro que leeré por encargo y que espero reseñar también. Por lo demás, no me apuntaré en ningún reto ni me propondré nada, aceptaré las cosas tal y como vengan y disfrutando de la lectura que es lo que hay que hacer. Espero que vuestro año 2016 haya sido genial en todos los sentidos y que el 2017 lo sea aún más. Felices lecturas. 

domingo, 13 de noviembre de 2016

Concurso "Un viaje al centro de mis mujeres"


No quiero dejar pasar más tiempo sin anunciar este magnífico concurso que está organizando Alicia Domínguez, autora de Un viaje al centro de mis mujeres, cuyo premio es dos noches de hotel en Portugal, país donde tiene lugar parte de su novela. ¿Quieres saber qué debes hacer para participar? Simple:

1. Adquiere tu ejemplar de la novela en librerías o Amazon.
2. Di a los cuatro vientos #yoiniciémiviaje
3. Envía un email con la información contenida en la imagen de esta entrada.
4. ¡Cruza los dedos!

Así que ya sabes, si se te apetece una escapada al país vecino esta puede ser tú oportunidad. 

martes, 25 de octubre de 2016

Nunca es tarde para morir

Título: Nunca es tarde para morir
Autor: Pablo Palazuelo
Editorial: Autopublicado
Páginas: 608

Sinopsis


«Las Trompetas de Jericó tronaron desde el cielo anunciando la inminente llegada de la muerte». 


Así arranca esta novela negra y de misterio, en la que cinco enigmáticos veteranos de sus respectivos servicios secretos conocen a una cautivadora adolescente, de mala vida y peor fortuna, que desatará una espiral de sorprendentes fatalidades y los arrastrará hacia un enemigo despiadado. 

Opinión

Suele ocurrir, aunque no queramos, que a la hora de valorar un libro lo más objetivamente posible, el género al que pertenece suele influir y bastante. Cierto es que hay muchísimos lectores eclécticos, es decir, que lo mismo leen romántica que thrillers, que literatura clásica que cómics manga; vamos que el género les da igual. Y yo, hasta hace no mucho, me declaraba lectora ecléctica, pero me estoy dando cuenta de que hay algunos géneros con los que no comulgo, por ejemplo, no leo poesía ni teatro, no me gustan las novelas de terror y, normalmente, no suelo disfrutar con thrillers, novela negra o de suspense. Y lo cierto es que basta con darse una vuelta virtual por mi blog para darse cuenta de ello... Y es por eso que cuando un autor o autora se pone en contacto conmigo para ofrecerme su novela y esta es un thriller o novela negra o de suspense siempre pienso dos cosas: o bien no conoce el blog en profundidad (no tiene por qué hacerlo, aunque se agradece), o conociéndolo considera que su novela, pese al género, podría gustarme (básicamente nadie quiere una reseña negativa ¿no?). Por eso, cuando Pablo Palazuelo se puso en contacto conmigo, en un primer momento no supe si aceptar su novela, sabiendo que no me iba a gustar demasiado, pero su enorme amabilidad y el hecho de que estuviera dispuesto a mandármela en físico a Inglaterra (algo que no ocurre muy a menudo), hizo que cambiara de opinión y desde aquí se lo agradezco. Pero basta ya de preámbulos, aquí va mi opinión.

Nunca es tarde para morir es un thriller, una novela de suspense, que tiene como protagonistas a cinco amigos sexagenarios que cada año se reúnen en la ciudad de Nueva York para jugar al póker. Los cinco soy muy diferentes y a los cinco les une una amistad un tanto particular. Junto a ellos, comparte protagonismo una joven detective, Marian, que se hará cargo del caso de estos cinco amigos, a quienes una mujer de gran belleza parece querer cobrarles los errores del pasado. Sin entrar en muchos detalles, sino se perdería el suspense, me ha parecido una novela que argumentalmente es muy sólida, lo cual sorprende siendo la primera novela del autor. No hay hilos sueltos y el autor ha sabido desarrollar una historia que a mi parecer es bastante compleja, no tanto por la línea argumental en sí misma, sino por ciertos hechos y personajes. No es que yo sea una experta en el género, ya que confesado que no soy amante del mismo, pero si que parece un thriller de corte clásico, quizás muy del estilo de John Le Carré, a quien conozco por las adaptaciones de sus novelas al cine, y lo digo por el hecho de que hay ciertas historias de espías e incluso alguna que otra vinculación con la Guerra Fría. Pero como digo, no quiero entrar en detalles porque sino pierde su gracia. 

No obstante, pese a que me ha gustado ciertos elementos de la novela, confieso que se me ha hecho terriblemente lenta, hasta el punto de que en ocasiones me costaba ponerme a leerla. No ha sido hasta prácticamente el final que me he sentido "atrapada" por la historia y aún así creo que el autor peca de incluir demasiados giros argumentales. Especialmente el último, aunque es una interesante vuelta de tuerca, también me parece del todo innecesario y creo que hubiera sido mejor que la historia hubiera acabado en el capítulo "Nunca es tarde para morir", porque parece que la novela tiene como varios finales. Igualmente, debo hacer mención de que el detonante de toda la historia en sí me ha parecido bastante flojo y es que la manera en la que uno de los personajes se interesa por la mujer que va a hacerles tanto daño me parece demasiado casual, un tanto cogido por pinzas, y es que de todos los personajes que intervienen, el rol de Valentina es el que menos he entendido ¿Qué le lleva a ella a llevar tal venganza? ¿Qué pinta en toda esta historia? Pese a ello, si se deja este aspecto de lado, la historia fluye bastante bien. 

Desde un punto meramente formal, la novela está bastante bien escrita. El autor utiliza un lenguaje directo, sin florituras que no son típicas de este género, y lo único que chirrían son los diálogos que en algunos casos parecen algo forzados. Se aprecia, además, una enorme labor de documentación por parte del autor, sobre todo a la hora de describir la ciudad de Nueva York y algunos detalles curiosos sobre la misma, así como de algunos aspectos de la Guerra Fría y sistemas de espionajes de la KGB y demás. Eso sí, y esto es una observación personal de alguien que ha tenido que escribir muchas notas al pie de página, creo que el autor abusa de las mismas ya que si en la novela incluye un dato curioso, por ejemplo, de  la ciudad de la Nueva York, no es necesario poner una nota al pie de página que indique que ese detalle es verídico, es querer demostrar en exceso que se ha habido una documentación cuando esta se aprecia a simple vista. 

Ya, para ir concluyendo, Nunca es tarde para morir me ha parecido una buena novela, muy trabajada y bien construida. Creo que el autor comienza con buen pie en el mundillo literario y le aconsejaría a Pablo que siguiera explorando en este género del suspense, pues ha demostrado en esta novela de que es capaz de construir una buena historia de espías y asesinatos. Desafortunadamente, no ha logrado que cambie de opinión con respecto al thriller, que sigue siendo un género que no me entusiasma demasiado. Pero creo que esta novela puede gustar, y mucho, a aquellos que disfruten de una buena novela clásica de espías. 

domingo, 23 de octubre de 2016

Cartas del Diablo a su sobrino.

Título: Cartas del diablo a su sobrino.
Autor: C. S. Lewis.
Editorial: Rialp
Páginas: 144


Sinopsis
Uno de los títulos más conocidos y brillantes de C. S. Lewis. Un demonio ya anciano escribe a uno joven para enseñarle el oficio de tentar a los humanos. A través de esas cartas se plantean importantes cuestiones que nos afectan a todos.

Opinión
Reconozco que había oído hablar de este libro antes de llegar a él, por lo que no me sorprendió para nada lo que iba a encontrar dentro. Menos aún conociendo a su autor (mundialmente reconocido por "Las Crónicas de Narnia") y su carácter evangelizador y moralizante.

Y aquí nos encontramos un libro pensado para aquellos que están pasando un mal momento en su fe. Pero que sirve, también, para inculcar valores sobre el hombre. Al fin y al cabo, el cristianismo, al final, lo que dice es "ser buenos" y eso es algo innato (o no) de cada persona. Pero lo interesante es que lo hace en forma de cartas entre un viejo diablo y su joven sobrino, que está trabajando con su primer "paciente" para ganarlo a su causa. Así, en esas cartas y cargado de humor, va recalcando los problemas que llevan a la humanidad a perderse para tratar que los hombres no caigan en esos errores.

Un libro que, si se olvida su tono moralizante propio de principios de siglos y, de un autor claramente cristiano y en proceso de evangelizar, se deja leer con rapidez, llega a sacar alguna carcajada y, sobre todo, hace pensar sobre las relaciones humanas, con la sociedad, la familia y uno mismo.

Las cartas... son, sin duda, una buena opción para aquellos que quieran reflexionar sobre su propia existencia, más allá de sus creencias. 

viernes, 7 de octubre de 2016

La misteriosa llama de la reina Loana

Título: La misteriosa llama de la reina Loana.
Autor: Umberto Eco
Editorial: Lumen
Páginas: 508

Sinopsis: 
Es triste despertarte una mañana en una cama de hospital y ser incapaz de reconocer a tu mujer ya tus hijos, abrir los ojos y no recordar cuál es tu profesión, ni dónde vives o cuáles son tus gustos a la hora de comer y beber. Ésa es la desconcertante realidad de Giambattista Bodoni, Yambo para los amigos, un hombre de sesenta años que, tras sufrir un accidente, ha perdido la memoria personal, la más ligada a las emociones, y ve su propia vida como si acabara de inaugurarla.

Para ayudarle en su proceso de recuperación, su esposa insiste en que pase una temporada en el caserón de Solara, un pueblo en las colinas piamontesas. Allí Yambo vivió los primeros años de su vida, y en el desván están guardados los libros, los comics, los discos, los recortes de periódico y la publicidad de las películas que acompañaron a ese hombre en su infancia y juventud. Inicia así una labor casi detectivesca por volver a dibujar su vida a través de estos objetos.

Opinión: 


Umberto Eco fue un grande de la literatura, eso no se le puede negar. Y sus obras son verdaderas obras maestras, en las que el lenguaje se cuida hasta su máximo exponente. Para colmo, La misteriosa llama de la reina Loana viene en una edición ilustrada, a todo color, en la que puedes ver con tus propios ojos lo que Yambo te describe en palabras. 

Es, sin duda, una obra maestra... de esas que todo amante de la literatura, culto y refinado, debería leer. Una novela a la altura del Ulysses de Joyce. Vamos, un pestiño infumable que te hace sentir tonto y perderte una y otra vez entre tantas referencias y descripciones de cajas de caramelos. Una obra de esas para demostrar "lo mucho que sé y lo poco que sabes tú". Y eso joroba (por no decir que jode y mucho) porque está muy bien escrito. Tanto que pese a que la historia de Yambo no avanza y no le ves salida a la niebla (si os da por leerlo entenderéis mi referencia, que yo también sé hacerlas), quieres seguir leyéndolo para saber quién es Loana, cuál es la llama y por qué narices el título tiene reminiscencias de novela histórica medieval. 

Yo, por mi parte, lo dejo aparcado. Lo iré leyendo a ratitos, cuando no tenga nada mejor que hacer, por eso de que el maestro Eco se merece un respeto; aunque temo que ese respeto no fue a la inversa, y que esta obra es una gran tomadura de pelo.

sábado, 1 de octubre de 2016

Libros encadenados


Una nueva propuesta me llega del blog amigo "El blog de Juan Carlos" y que yo acepto encantada porque me parece muy interesante y porque me permitirá leer uno de esos libros que lleva esperando en mi lista de pendientes desde hace mucho tiempo. En esta ocasión se trata de la iniciativa "Libros encadenados" que consiste en lo siguiente: leer y reseñar un libro cuyo título comience por la sílaba última del que eligió quien te nominó (osease, yo). Así, por ejemplo, Juan Carlos ha decidido leer Gran Cabaret, pues la persona que lo nominó había leído La maniobra de la tortuga (Aunque Juan Carlos ha pedido permiso a la persona que le nominó para añadir una r a la sílaba G). Dado que el mismo Juan Carlos consideraba algo difícil encontrar un libro que comenzara por "Ret", ha decidido que sus nominados (entre los que me encuentro) lean un libro que comience por "Re".

Image result for the reader book

¿Qué libro he elegido yo? Pues como ya he dicho, he decidido eliminar de mi lista una novela que llevaba tiempo esperando y que aún no me había animado a leer: "The reader" (en principio que sea en inglés no va en contra de las reglas de la iniciativa, asimismo me obvia el artículo). Así, que si os queréis animar a esta iniciativa, dado que no voy a nominar a nadie, solo tendéis que leer un libro cuyo título comience por "Der" y mencionar que seguís la cadena de este blog. 

Aquí os dejo las reglas de la iniciativa:

1. Subir una entrada como ésta sobre la iniciativa.
2. Agradecer la nominación y seguir a quién te nominó.
3. Añandir el logo en tu entrada y ponerlo en cualquier parte en tu blog.
4. Nominar a seis blogueros.
5. Avisar a los nominados.
6. Tras leer el libro, publicar en tu blog una reseña del mismo. ¡Sin prisas!

Y vosotros ¿Os animáis?



                                        

domingo, 25 de septiembre de 2016

The enchanted April

Título: The enchanted April
Autora: Elizabeth Von Arnim
Editorial: Vintage Classics
Páginas: 262

Sinopsis

A notice in The Times addressed to 'Those Who Appreciate Wistaria and Sunshine' advertises a 'small medieval Italian Castle to be let for the month of April'. Four very different women take up the offer: Mrs Wilkins and Mrs Arbuthnot, both fleeing unappreciative husbands; beautiful Lady Caroline, sick of being 'grabbed' by lovesick men; and the imperious, ageing Mrs Fisher. On the shores of the Mediterranean, beauty, warmth and leisure weave their spell, and nothing will ever be the same again.

Opinión
¿Qué ocurre cuando cuatro mujeres deciden embarcarse en un descanso emocional en un castillo italiano? La respuesta la encontramos en The enchanted April de Elizabeth Von Arnim. Tanto novela como autora me eran totalmente desconocidas, pero gracias a una sugerencia de un buen amigo he tenido la oportunidad de leer esta deliciosa historia y no he podido más que rendirme ante la maravillosa prosa de su autora.

The enchanted April podría incluirse en ese género que se está poniendo de moda y que se llama "feelgood", aunque esta novela se escribió a principios del siglo XX. Sus protagonistas son cuatro mujeres muy diferentes, a quienes les una cierta infelicidad y, debido a ello, deciden darse un descanso emocional en un castillo italiano. Lo interesante de esta premisa, aparentemente sencilla, es que las cuatro mujeres no se conocen y que lo único que las une es la necesidad económica y  la infelicidad (o instafisfacción) que inunda sus vidas. Y es tal el nivel de infelicidad de todas ellas que deciden embarcarse en unas vacaciones, pese a que no conocen a sus compañeras de aventuras. 

Prácticamente toda la historia se desarrolla en las paredes (y los jardines) del castillo. En un principio nos encontramos con una lucha de poder entre las cuatro mujeres y es interesante ver cómo van surgiendo las primeras hostilidades, eso sí, silenciosas. Porque no nos olvidemos del contexto y de la procedencia de estas cuatro mujeres, pues todas ellas son de procedencia alta y todas ellas siguen las reglas de un juego impuesto por la sociedad. Los encontronazos se producen precisamente por eso, porque cuesta definir quien es la señora de la casa y mientras dos rehuyen de serlo, las otras dos lucharán por serlo. La necesidad de dominio y control se observa, por ejemplo, en la mayor de las cuatro, la señora Fisher, quien se creerá con el derecho de ejercer de anfitriona, ante lo cual se encontrará con la oposición de la señora Arbuthnot, quien considera que debe ser ella la anfitriona por haber sido ella la encargada de tramitar el alquiler del castillo.

Junto al sentimiento de hostilidad, se observa también la animadversión de algunas de las protagonistas. Y es que las cuatro están en constante proceso de análisis. Las cuatro se examinan las unas a las otra, tratando de saber averiguar cuál es la actitud de cada una y su proceder. La más distante, la menos dispuesta a relacionarse es Lady Catherine. Este personaje representa, en mi opinión, el daño psicológico que sufrían las mujeres debido a la presión social que se ejercía sobre ellas, y muy especialmente si se era de clase alta, joven, soltera y de una belleza apabullante. En este caso, la obligación de la búsqueda de un marido, el acoso permanente de jóvenes prometedores, la necesidad de recodearse con intelectuales, la necesidad de verse absolutamente impecable todo el tiempo, etc. parecen haber hecho mella en Lady Catherine, quien se muestra asqueada del mundo que le rodea. Sin embargo, no es ella la única que sufre las consecuencias de la presión social, también la señora Wilkins parece ser una víctima de la misma. Una mujer que huye de las obligaciones del matrimonio, ese que la fuerza a ser una mujer volcada a satisfacer los deseos de una marido que la desprecia, que no la valora, que llega incluso a aborrecerla y hacerle sentir nada. E incluso la señora Arbuthnot es otra víctima más, en esta caso de la estricta moralidad femenina. que le lleva a rechazar a su marido únicamente por dedicarse a escribir biográficas de amantes reales, sin duda una profesión poco religiosa. La única que no parece ser una víctima de la sociedad es la señora Fisher, quien sí sufre la soledad de la vejez y el paso generacional, un paso aún mayor cuando se trata de una sociedad que vive los cambios producidos tras la Primera Guerra Mundial. De hecho, se produce entre la señora Fisher y Lady Catherine un interesante choque generacional, ya que la primera representa lo que ya no existe y la segunda es el nuevo tipo de mujer, más libre, más independiente y, en cierta manera, más deshinibida: "What I dislike", said Mrs Fisher, now as cold as the stone she had got up from, "is the pose of the modern young woman. It seems to me pitiful, positively pitiful, in its silliness".

A medida que los días van pasando en la novela, el clima italiano y la belleza que rodea al castillo irá ejerciendo su encanto en nuestra protagonistas, quienes de alguna manera irán buscando el camino a su felicidad. Además, se irá perdiendo esa formalidad inicial entre ellas y sus nombres irán cambiando de los encorsetados títulos a sus primeros nombres: Lotty, Rose, Scrap... e incluso la gruñosa señora Fisher se convertirá en una entrañable anciana. Se forja, en definitiva, una entrañable camadería entre las cuatro. Y es interesante ser testigo de esta transformación que se produce de manera sutil, No obstante, pese a que la novela me ha parecido una delicia, con una prosa absolutamente maravillosa, me ha dado la sensación de que le ha faltado algo más de profundida. Y es por eso que la encajo en ese género "feelgood", porque al final todo queda demasiado superficial. Me hubiera gustado, por ejemplo, que la autora hubiera ahondado más en la causa de por qué son infelices estas mujeres y, además, que se hubiera desarrollado algo más la relación entre ellas. Asimismo, el final me ha parecido demasiado edulcorado.

A modo de conclusión, The enchanted April demuestra que en esto de la literatura nada parece haberse inventado, sino más bien renovado. Una novela "feelgood" de principios de siglo XX que te deja un con una buena sensación tras terminar de leerla, de que todo puede solucionarse y que la felicidad está ahí si se está dispuesta a sentirla. Un argumento sencillo pero potente que la autora desarrolla con absoluta brillantez, pero que en mi opinion le falta profundidad. Una buena carta de presentación de una autora que desconocía. 

domingo, 11 de septiembre de 2016

Lady Susan, the Watsons, Sanditon

Título: Lady Susan, the Watsons, Sanditon
Autora: Jane Austen
Editorial: Penguin Classics
Páginas: 184

Sinopsis

These three short works show Austen experimenting with a variety of different literary styles, from melodrama to satire, and exploring a range of social classes and settings. The early epistolary novel Lady Susan depicts an unscrupulous coquette, toying with the affections of several men. In contrast, The Watsons is a delightful fragment, whose spirited heroine Emma Watson finds her marriage opportunities limited by poverty and pride. Written in the last months of Austen's life, the uncompleted novel Sanditon, set in a newly established seaside resort, offers a glorious cast of hypochondriacs and speculators, and shows an author contemplating a the great social upheavals of the Industrial Revolution with a mixture of scepticism and amusement.

Opinión

Antes de que el calor del verano empezara a sofocarnos a todos (menos a mí que resido en la nublada Inglaterra), Carmen, del blog Carmen y amig@s, nos propuso una lectura conjunta para septiembre: Sanditon de Jane Austen. Me sorprendió muchísimo, porque era una novela de Austen que desconocía en su totalidad (no sabía ni que existía...) por lo que me apunté sin pensármelo dos veces. Y ya que me animaba a leer Sanditon, decidí comprarme un volumen que incluyera los otros dos escritos de Austen que no había leído: Lady Susan y The Watsons. Sin duda una magnífica oportunidad para conocer los escritos "menores" de una de mis autoras favoritas.

De entre los tres escritos que componen este volumen de Penguin Classic es Lady Susan, si duda alguna, el que más destaca. En primer lugar, por el género al que pertenece: la novela epistolar, un género especialmente popular cuando Austen escribió esta novela, pero que no debió de convencerle del todo ya que fue su única novela epistolar. Y, en segundo lugar, por su protagonista: Lady Susan, que en nada se parece a sus posteriores heroínas pero, que en mi opinión. es uno de los personajes más fascinantes que ha escrito. Toda la trama de esta novela corta gira en torno a ella y sus maquinaciones para casarse con el hermano de su cuñada, a la vez que intenta a casar a su hija con Sir James Martin. A través de las distintas cartas que construyen la historia conocemos en profundidad el perfil de Lady Susan, no obstante, en ninguna de ellas se conoce mejor sus sentimientos que en aquellas que dirige a su amiga la Señora Johnson. Por lo demás, es la Señora Vernon la que nos describe sus acciones. Laday Susan, por tanto, se presenta como una mujer mala, fría, manipuladora, una coqueta nata, adorada por los hombres y odiada por las mujeres, maquiavélica, con una absoluta falta de pudor y respeto por la moralidad femenina (se insinúa que tiene relaciones con un hombre casado, pese a su reciente viudedad). En definitiva, Lady Susan representa todo lo que una mujer no debía ser. Como madre se presenta absolutamente despiadada, con poco o ningún afecto hacia su hija, a quien detesta, y se muestra absolutamente impecable hacia los que se interponen en sus planes, pues termina la novela con cierto sentimiento de venganza. Es un personaje que a los lectores de Austen sorprende y fascina al mismo tiempo. Del resto de personajes apenas se conoce nada, pero lo cierto es que tampoco es necesario y nos es más que suficiente lo que vemos a través de los ojos de Lady Susan o la señora Vernon.

Lady Susan es, sin duda alguna, una novela interesante e imprescindible para los amantes de las historias de Austen, pues nos enseña otro registro de esta autora que no volvería a manifestar. Pero mentiría si no dijera que no tiene sus limitaciones y creo que el primero de ellos es el género que, pese a que la autora parece manejar con soltura, se nota que no se siente cómoda con él, que la novela epistolar no es la mejor forma de plasmar las historias que ella quería contar y se observa, quizás, en ese final brusco en forma de epílogo en el que Jane nos cuenta cuál es el destino final de Lady Susan. 

The Watsons fue su primera novela inacabada. Empezó a escribirla en 1804, cuando ya había escrito tres de sus grandes novelas: Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio y Susan (una primera versión de La abadía de Northanger), y la abandonó sin que se sepa los motivos, quizás no le terminó de convencer la manera en la que había planteado su historia. Lo cierto es que yo le veo cierto parecido a Ogullo y prejuicio, pues tratan algunos temas similares como la relación entre hermanas (si bien en este caso las hermanas parecen no conocerse, ya que Emma fue criada por una tía y estuvo 14 años sin ver a sus hermanos), la importancia del matrimonio para una mujer sin dinero, la idea del matrimonio por amor, la desigualdad social y el protocolo, etc., aunque es verdad que esta novela carece del tono irónico que tiene la primera. Asimismo, la protagonista, Emma, carece del carisma de Elizabeth, quien gana la simpatía del lector prácticamente desde el principio. Emma Watson es un personaje algo más tímido, con menos carácter y con ciertos aires de superioridad con respecto a sus hermanas. Es difícil saber cómo habría acabado esta historia, pero preveo que habría habido ciertas disputas entre hermana por la atención de Tom Musgrove y una bonita boda al final.

Sanditon fue su última novela que debido a su fallecimiento dejó inacabada. De nuevo me ha sorprendido lo diferente que es esta historia a todas sus anteriores. El protagonista aquí es un pueblo costero, Sanditon, y Jane Austen se vale de un personaje femenino, Charlotte, para hacernos de guía. A través de sus ojos conocemos Sanditon y los habitantes tan particulares que lo habitan. Sanditon se nos describe como una villa pequeña que aspira a ser como Bath, un importante enclave turístico pero que aún carece del prestigio necesario para serlo y, sobre todo, de visitantes de alta reputación que se alojen en él. Charlotte, además, nos presenta a algunos de los personajes como el señor Parker o Lady Denham. El primero de ellos es un caballero demasiado orgulloso de sí mismo y de Sanditon, tan orgulloso que roza el ridículo; mientras que Lady Denham es una gran señora, con título nobiliario, realmente mala que presume de generosidad (fingida) y bondad (forzada), muy del estilo de Lady Catherine de Bourgh de Orgullo y Prejuicio. Lo poco avanzada que está la historia no da pie a mucho, de hecho me resulta muy difícil saber hacia dónde iría Jane, pero se observa en ella varios aspectos interesantes, como el tono irónico típico de Austen, sobre todo cuando habla de las bondades de los baños en el mar que en esta novela se presentan como la panacea universal; el aire hipocondríaco que se respira en todo la novela, ya que no hay personaje que no aqueje algún mal; o el interesante debate literario que tiene Charlotte con Sir Edwards y que demuestra los conocimientos literarios de la propia autora. 

En definitiva, ha sido interesante adentrarme en estos tres escritos de mi querida Jane y, además, hacerlo en inglés. Confieso que en un principio su prosa me pareció algo artificiosa, pero a medida que iba leyendo me iba resultando más fácil y la lectura se hizo cada vez más ágil. Ninguna de estos tres escritos supera a sus grandes novela, pero confieso que he sentido cierta fascinación hacia Lady Susan porque me ha parecido muy diferente al resto de sus escritos, tanto por el género como por su protagonista; una propuesta arriesgada que la autora no volvería a repetir. Me queda, además, la espinita de saber cómo habrían acabado las anteriores dos novelas.


Adaptación

Desconozco si ha habido adaptación cinematográfica o televisiva de The watsons o Sanditon. Me cuesta imaginar que las haya cuando ninguno de estos escritos están terminados y resulta muy difícil saber cómo los habría terminado la autora. Pero sí que se ha hecho una adaptación reciente de Lady Susan bajo el título de Love and friendship (2016) protagonizada por Kate Beckinsale (quien también hizo de Emma en otra adaptación), Tom Bennett, Emma Greenwell,  Xavier Samuel, etc. Yo no la he visto porque no me llama mucho la atención, pero sé que ha tenido buenas críticas. Aquí os dejo el tráiler en inglés: