lunes, 6 de junio de 2011

El tiempo entre costuras


Título: El tiempo entre costuras.
Autora: María Dueñas
Editorial: Círculo de Lectores
Páginas: 634
Sinopsis:
La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid en los meses previos al alzamiento, arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Juntos se instalan en Tánger, una ciudad mundana, exótica y vibrante donde todo lo impensable puede hacerse realidad. Incluso la traición y el abandono. Sola y acuciada por deudas ajenas, Sira se traslada a Tetuán, la capital del Protectorado español en Marruecos. Con argucias inconfesables y ayudada por amistades de reputación dudosa, forja una nueva identidad y logra poner en marcha un selecto atelier en el que atiende a clientas de orígenes remotos y presentes insospechados.
A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y la europea a punto de comenzar, el destino de la protagonista queda ligado a un puñado de personajes históricos en los que cabe destacar a Juan Luis Beigbeder y su amante, Rosalinda Fox.
Opinión:
Se puede decir que María Dueñas ha conseguido un gran éxito en su debut como novelista. El tiempo entre costuras ha logrado ser Best-Seller en España y lo cierto es que su historia te absorbe poco a poco hasta el punto de que te niegas a abandonar la lectura sin saber qué le va a pasar a la protagonista y sufres de la misma manera que Sira sufre. María Dueñas presenta una historia muy bien construida, con giros interesantes y con personajes curiosos como Candelaria la matutera o Rosalinda Fox, un personaje que existió y que María Dueñas le otorga una personalidad increíble o la misma protagonista, una mujer aparentemente débil que va adquiriendo fortaleza con cada problema que se le presenta. Un personaje que va madurando en cada página, que va creciendo y que el lector va notando ese cambio hasta que llega a la última página y se da cuenta que la protagonista no es la misma que fue en el principio.
Asimismo, la autora ha sabido situar su historia en un contexto histórico bien documentado. Se nombran hechos importantes como la Guerra Civil Española o la Segunda Guerra Mundial y personajes históricos importantes como los ya citados o Serrano Súñer. Y el trabajo de la autora a la hora de documentarse queda reflejado en la bibliografía final añadida. Personalmente, este suele ser un detalle que me gusta mucho porque demuestra que la historia no sólo surge fruto de la imaginación de la autora sino que detrás de una historia hay mucho trabajo que conlleva el saber cómo era la época en la que vamos a situar nuestra historia. Y al leer El tiempo entre costuras sabes que estás leyendo un libro que ha sido trabajado y cuidado al detalle, la autora quería reflejar una historia real en un contexto real y ciertamente lo logra y sirve para crear una gran novela.
Por el contrario, la única pega que le encuentro al libro es el final un tanto fantasioso, que supone un bache en ese intento de realidad que pretende otorgarle a la historia. El destino de la protagonista parece sacado más de una historia de espías que el de una simple mujer que, traicionada, se ve obligada a trabajar como costurera para las ricachonas que vivían en el Marrueco de los años 30 y 40.

No hay comentarios:

Publicar un comentario