miércoles, 1 de junio de 2011

Orgullo y Prejuicio



Nombre: Orgullo y Prejuicio

Autora: Jane Austen

Editorial: Punto de Lectura

Páginas: 533










Sinopsis:
Orgullo y prejuicio es una novela de amor, o, mejor, una novela de enamorados. Bingley y Jane, Darcy y Elizabeth, Lydia y Wickham luchan para obtener el objeto de su pasión, deben jugar el juego que la sociedad en que viven les propone y deben ganarlo. Sin saltarse las reglas, pero con un tesón capaz de vencer cualquier barrera, llegarán a toda costa a ese matrimonio que para ellos habrá de marcar el inicio de la felicidad soñada.



Opinión:
Es poco lo que puedo decir de esta maravillosa novela que no se haya dicho ya. Es una novela siempre presente. A pesar de estar estar escrita a principios del siglo XIX, el tema fundamental de la misma –el amor- es tan universal que da igual la época en la que se lea que gozará de total actualidad. No son pocos los que la leen y siente esa inmensa pasión que transmiten los protagonistas, Darcy y Elizabeth. Esa lucha por un amor ansiado pero, en cierto modo, prohibido. Pero lo mejor que se puede decir de esta novela es que refleja maravillosamente bien la realidad social del contexto de Jane Austen, pues Orgullo y prejuicio es, al fin y al cabo, un relato basado en la más absoluta realidad. Pareciera como si Jane Austen fuera una narradora que narra los acontecimientos a medida que los va viendo y eso hace que su novela adquiera más valor aún.

Otra cualidad de esta novela, al menos lo que a mi me transmite, es que es una novela escrita por una mujer pero dedicada también a las mujeres. Elvira Lindo dice en el prólogo al libro “¿Es posible imaginar que esta misma historia, tal y como está contada, desde dentro, desde el corazón de la que sabe lo que es esperar a que alguien la elija entre otras mujeres, lo que es ser dependiente de los hombres y obediente, que sabe lo que es escuchar siempre los deseos de los varones antes que los propios, es posible con igual autenticidad si la hubiera escrito un hombre? La escritura de Jane Austen me hace pensar que no” y yo coincido totalmente con ella porque en cada página de Orgullo y prejuicio se siente a una Jane Austen encadenada a una sociedad en la que la única aspiración de la mujer es casarse. Y yo leyendo las novelas austenianas y, como aficionada nada más, siento que Jane reflejaba en sus novelas lo que en realidad ella quería, ser amada por un buen hombre y conseguir casarse. Es posible que hoy eso sea un objetivo mediocre para la mujer, pero no en el siglo XIX. Sin embargo, no es para nada mediocre para una mujer conseguir ser amada y Orgullo y Prejuicio al final habla de eso del “amor” porque las Benet quieren casarse sí, pero casarse con amor, y es el amor lo que convierte a esta novela en una novela atemporal.



Adaptación:
Habría que hablar de adaptaciones más bien, pero yo me quedo con las dos que más he visto. La primera es la miniserie de la BBC del año 1995 y protagonizada por Colin Firth y que supone una de las mejores adaptaciones de Orgullo y prejuicio. La segunda es la película del año 2006 protagonizada por Keira Knightley y Matthew McFayden y que, aunque como adaptación se queda algo coja, lo cierto es que las actuaciones, la banda sonora y la fotografía hace que la película sea fantástica y todo un placer verla. Realmente la recomiendo. Aquí os dejo el tráiler.




No hay comentarios:

Publicar un comentario