lunes, 7 de mayo de 2012

Los Muertos Vivientes / The Walking Dead


Título: Los Muertos Vivientes.
Autor: Charlie Adlard | Tony Moore | Robert Kirkman
Editorial: Planeta
Páginas: 624 páginas

Sinopsis
 
¿Cuántas horas al cabo del día pasas viendo la televisión? ¿Cuándo fue la última vez que cualquiera de nosotros de verdad hizo algo para conseguir lo que quería? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que cualquiera de nosotros necesitó algo de lo que quería?
El mundo que conocíamos ya no existe. El mundo del comercio y las necesidades superfluas ha sido reemplazado por un mundo de supervivencia y responsabilidad. Una epidemia de proporciones apocalípticas ha barrido la Tierra haciendo que los muertos se levanten y se alimenten de los vivos. En cuestión de meses la sociedad se ha desmoronado, sin gobierno, sin supermercados, sin correo, sin televisión por cable. En un mundo gobernado por los muertos, por fin nos vemos obligados a empezar a vivir.

Opinión

Sin duda, hablar de un Cómic-Book como el que traemos entre manos no es fácil. Por varias razones, la principal porque se trata de una traducción y eso hace que se pierda parte de la historia narrada. Por otro lado, los diálogos, escasos en ocasiones, son suplidos con imágenes y, si no eres amante de este tipo de literatura, te resultará pesado. Sin embargo, y aunque como yo no seas lector asiduo de cómics, acabarás bebiéndote sus páginas y queriendo más. Llegarás al final con sensación de agobio, de miedo y de que la muerte y la traición rondan tu cabeza. Sobre todo por la dureza de la historia narrada. Quizá eso sea lo mejor: es una historia de zombis, pero estos no son más que la excusa para adentrarse en la naturaleza humana. En esa espiral de autodestrucción que parece nacer de la desesperanza.

Adaptaciones:

The Walking Dead se convirtió en la serie del año en 2011, y es lógico. La historia está bien contada, aunque en su segunda temporada se haya ralentizado la acción para profundizar en las relaciones humanas. Pero tiene un pero: la serie no es el cómic. Y si tiene ciertos paralelismos, otros se vienen abajo para no parecerse en nada. Quizá porque los autores han tendido a lo políticamente correcto incluyendo personajes arquetípicos de la sociedad estadonounidense ; quizá la crudeza del cómic no pueda ser trasladada a la televisión; quizá han  querido hacer un producto nuevo que no enfadase a los seguidores de la obra en papel. Por la razón que sea, la adaptación, que gana en la profundización de ciertos personajes (caso claro sería Shane) no se parece al cómic y eso, en este caso, llega a ser bueno ya que permite disfrutar de dos versiones diferentes e igual de buenas de una misma historia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario