viernes, 3 de agosto de 2012

Oscura -- Guillermo del Toro, Chuck Hogan


Título: Oscura
Autor: Guillermo del Toro;  Chuck Hogan
Editorial: Punto de Lectura
Paginas: 496 p.

Sinopsis:
Mientras la enfermedad y la cuarentena empiezan a desparramarse por todo el país y el mundo, Eph y Nora identifican el parásito gusano que es el agente infeccioso. Se encuentran atrapados entre las dos facciones en guerra, los Vampiros del Viejo Mundo y los Vampiros del Nuevo Mundo, que luchan para controlar el planeta. Los humanos se han visto desplazados hasta el tope de la cadena alimenticia y ahora comprenden, para su horror, lo que es no ser el consumidor sino... el consumido.

Opinión:

Si en la primera novela de la trilogía, sus autores ahondaban en el horror que puede llegar a causar el hombre y lo hacían a través de las experiencias del viejo judío en los campos de exterminio nazi; en la segunda entrega vemos una crítica encubierta al capitalismo voraz y a la ambición de los poderosos. En Nocturna Eph se enfrentaba al escepticismo de los hombres  ante lo que estaba ocurriendo. Él mismo, científico reconocido, no podía creer reales las causas de la epidemia que se extendía por el mundo. Ahora, en Nocturna, tendrá que enfrentarse al poder económico de unos cuantos, pocos, que desean más de lo que ya tienen sin pensar en las consecuencias que eso traerá para la humanidad. La maldad inherente al hombre se hace palpable y es usada por el Amo para sus propios fines. O, al menos, eso es lo que leo entre líneas de esta obra de luchas entre hombres y vampiros donde, solo unos pocos, tendrán el coraje de enfrentarse a los males del mundo. Una obra –toda la trilogía- de rápida lectura, de personajes arquetípicos y pocas sorpresas. Acción, luchas y algo de filosofía para darle un toque algo más adulto del que nos acostumbran últimamente las obras sobre vampiros -¡que daño ha hecho al género la saga Crepúsculo!-. La mano de Del Toro se nota en la “visibilidad” de las escenas y es que, en ocasiones, pudiera parecer que estamos ante un guión de cine. Aunque algo me dice que no lo veremos nunca en la gran pantalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario