lunes, 20 de mayo de 2013

Nosequé nosecuántico

Título: Nosequé nosecuántico
Autor: Fernando Lobo e Israel Alonso
Editorial: Quorum Editores.
Páginas: 267 p.

Sinopsis:
Israel y Fernando han cocinado la primera novela de ciencia ficción ambientada en Cádiz. Ignoro cuantos cubatas «together» les habrá costado, pero seguro que se han reído bastante escribiendo esto. Las andanzas de Wenceslao Treviño (viñero de pro e inventor de cosas mas raras que una gallina con orejas) y Michael Rivers (suizo y empleado de limpieza del Gran Colisionador de Hadrones) conforman una locura cuántica de viajes espacio-tiempo que os hará pasar un buen rato de lectura. Este libro podría haber sido el libro de cabecera de Albert Einstein a poco que el científico, de origen alemán y nacionalizado norteamericano, hubiera nacido en la Plaza del Tío de la Tiza de Cádiz y se hubiera comido en su juventud alguna que otra caballa con piriñaca. Él se lo perdió. Lo siento, Albert, no todo el mundo puede ser de Cái, picha. A todos vosotros no os hace falta ser Einsteins para pasar un buen rato con esta novela. La paranoia cuántica, que se enrevesa cada vez más, asegura situaciones tremendamente divertidas con los PLOFS espacio temporales que van de La Viña a Suiza. Ginebra es Cái con más neutrinos, Cái es Ginebra con más adobo. 

Opinión: 
Gadita, que no gaditana, esta novela de ciencia ficción humorística lleva el surrealismo por bandera. Buscando reír y reírse, los autores han logrado una obra casi redonda que te saca más de una carcajada con las aventuras de Wenceslao y Michael; aunque sin duda los momentos más hilarantes serán los diversos plof que se repartan por el mundo. Tan solo un pero, el excesivo localismo que impide que se disfrute del todo. Al menos para los que no soportamos el gaditanismo acérrimo cargado de tópicos. Aun así divertidísima y rapidísima de leer. Aunque no es bueno ir con ella a la playa: te quemarás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario