viernes, 26 de junio de 2015

Lejos del mundanal ruido

Título: Lejos del mundanal ruido
Autor: Thomas Hardy
Editorial: Alba Editorial
Páginas: 579

Sinopsis


La independiente, bella y testaruda Bathsheba Everdene sabe lo difícil que es para una mujer definir sus sentimientos en un lenguaje creado principalmente por el hombre para expresar los suyos. De carácter fuerte e independiente esta joven, propietaria de la mayor granja de su localidad, está en situación de elegir entre los tres pretendientes que la rondan, Gabriel Oak, un ganadero dedicado a la cría de ovejas; Frank Troy, un apuesto y temerario sargento; y William Boldwood, un maduro y próspero soltero. 

Opinión

Lejos del mundanal ruido es otro ejemplo de literatura victoriana, al igual que The woman in white que reseñé hace poco. Fue publicada por primera vez en 1876 y fye el primer gran éxito literario de Thomas Hardy. Mentiría si no dijera que ha sido su reciente adaptación cinematográfica la que me ha impulsado a leerla, pues no me gusta ver la película sin haber leído previamente el libro, así como mi objetivo de leer más en inglés. El resultado ha sido algo decepcionante.

Cuando vi el tráiler por primera vez de la película me dio la sensación de que promocionaban la novela de Hardy como una historia de amor pero ¿Es justo catalogarla así? Bueno, amor hay, de eso no hay dudas, pero yo no la definiría como una novela de amor pues no es este el tema central. A mí parecer la novela se centra en las vicisitudes de una muchacha, Bathseba, que desea buscar su lugar en un mundo de hombres. Se nos presenta como una especie de heroína victoriana pero ¿realmente lo es? En algunos momentos sí, por ejemplo cuando busca expresar sus sentimientos a la "manera masculina" o cuando decide ponerse al frente de la granja que ha heredado de su tío; en otros, sin embargo, el autor parece castigarla por dejarse llevar por las pasiones típicas de su sexo, especialmente cuando se enamora del sargento Troy. He de admitir que en esos momentos Bathseba me ha resultado del todo insoportable. Pese ello, Bathseba se aleja del prototipo femenino de la novela victoriana, no obstante, a medida que se va desarrollando la historia, esta va perdiendo todas aquellas características que le hacían especial al principio de la novela, en especial su independentismo y su ambición (lo que podía considerarse el toque feminista de Hardy). Hacia el final, Bathseba no es más que la sombra de lo que fue, lo que para mi punto de vista acaba por estropear toda la novela. 

Decía antes que Lejos del mundanal ruido no me ha parecido una historia de amor, aunque había amor. Bathseba, como muchacha de gran belleza que es, con una personalidad desbordante y una carácter independiente, atrae el interés de los hombres que la rodean. En especial se ve metida en una encrucijada, pues se ve sometida a la presión de tres candidatos. Entre ellos Gabriel Oak, a mí parecer la gran víctima de toda la historia, el protagonista ensombrecido, el amante paciente. Hardy ha hecho de Gabriel un personaje entrañable, al que se le coge cariño desde el principio, pero que no le da el lugar que le corresponde en la historia. Por otro lado está Boldwood, un personaje cansino de principio a fin, el amante obsesionado. Y, por último, el Sargento Troy, el antagonista quizás de la historia, un personaje que por lo cautivador que es sabemos que no trae nada nuevo. Bathseba, por un motivo u otro, se ve desbordada por estas tres atenciones, decantándose, al final, por la peor opción. Sin embargo, la novela carece de pasión. De hecho, me llega a sorprender la manera en la que la protagonista se enamora del Sargento Troy, basándose más en un capricho temporal que un verdadero sentimiento. De igual manera, tampoco llego a entender del todo qué siente por Gabriel, con el que parece que tiene un tira y afloja todo el tiempo. 

La historia, por tanto, no me ha terminado de fascinar. Tampoco ha ayudado el hecho de que lo haya leído en inglés. Puedo decir sin exagerar que, de todos los libros que he leído en lengua inglesa, este ha sido el más complicado. En parte se debe a la prosa de Hardy, que abusa de escenarios innecesarios (diálogos a los que no les he encontrado el sentido o la función en la historia), excesivas descripciones de escenarios y un vocabulario bastante rebuscado. Admito que no he llegado a entender un 50% de lo que he leído, por lo que tendré que darle una nueva oportunidad en español aprovechando que Alba Editorial ha sacado una nueva edición (Es la información que pongo en la parte superior). 

En definitiva, Lejos del mundanal ruido gustará a todo lector que le apasione la literatura victoriana, pero decepcionará a aquellos que anden buscando una buena historia de amor.

Adaptación

Como he dicho anteriormente, Lejos del mundanal ruido cuenta con una reciente adaptación cinematográfica protagonizada por Carey Mulligan, Matthias Schoenaerts, Michael Sheen, Tom Sturridge en los papeles principales. El tráiler pinta bastante bien, pero habrá que ver hasta que punto es fiel a la historia, porque por lo que veo en el tráiler hay bastantes cambios. Hay otra adaptación del año 1998, divida en dos partes. 

6 comentarios:

  1. ¡Hola! :)
    Gracias a tu blog estoy descubriendo algunos libros muy interesantes. Como este. Ya lo he apuntado y todo. Como buena amante de los libros ambientados en la época victoriana.
    Un beso.

    Andrea-
    @Waldorf_Petrova

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que el blog te parezca interesante y encuentres cosas que te guste :)

      Eliminar
  2. La adaptación al cine que merece la pena y es fiel al texto del maestro Thomas Hardy, es la de John Schlesinger para la MGM en 1967, con la mas poderosa Julie Christie de todos los tiempos, a la altura de Greta Garbo en belleza. Para comprender la obra de Thomas Hardy es obligatorio conocer Dorset la verdadera campiña britanica y un par de pueblos como Dorchester y Weymouth que condensan perfectamente el universo de Hardy. Esta zona del Inglaterra atesora arquitectura y calles del s.XIX y la biblioteca pública posee fotos en sepia de Dorchester y vecindad de finales del XIX y principios del XX.

    Hardy comienza siendo un tostón en los primeros contactos con su obra, pero con el tiempo te das cuenta que esos folletines victorianos reflejan perfectamente el sistema de valores de la Inglaterra rural del XIX recreando un universo irrepetible, aparte Hardy escribe muy bien con un inglés nitido muy de agradecer. En fin, extraordinario blog el tuyo en los tiempos que corren, casi me da vergüenza ser español en este tiempo de semi analfabetos, tu blog produce esperanza en un futuro mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda debo darle otra oportunidad a Hardy, aunque creo que lo haré en español pues si prosa en versión original me pareció bastante complicada. Muchas gracias por comentar y me alegro de que te haya gustado mi blog. Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola! Creo que cuando lo puedas leer de nuevo te gustará más. Para mí la historia de amor de la protagonista y Gabriel es especial y me encantó porque él es el único que la ve como una igual. Se gustan, se admiran y son compañeros, su amor no se basa en poses fingidas sino que se quieren tal y como son y ahí reside su fuerza. En cambio Boldwood la veía como un dechado de virtudes pero no conocía a la Bathseba real y Troy era un seductor que no reparaba en mucho más.

    Al final Hardy siempre me conquista :-D

    ResponderEliminar
  4. Gracias por dejarme el enlace a tu reseña. Nuestras opiniones difieren ligeramente, pero me ha encantado leer tu opinión.
    Besotes.

    ResponderEliminar