domingo, 21 de junio de 2015

The woman in white

Título: The woman in white
Autor: Wilkie Collins
Editorial: Oxford University Press
Páginas: 624

Sinopsis


El joven profesor de dibujo Walter Hartright viaja a Cumberland para dar clases a dos jóvenes y ricas herederas, las hermanas Laura y Marian Fairlie. Laura se enamora de él pero los agradables días en Limmeridge House acaban con la llegada del prometido de Laura, Sir Percival Glyde. Este alberga la intención de arrebatarle toda su herencia y cuenta con la ayuda del siniestro conde Fosco para llevar a cabo sus planes. Solo se interpone en su camino una misteriosa dama vestida de blanco que, al parecer, ha escapado de un sanatorio mental... En La mujer de blanco, el lector se ve arrastrado por un suspense continuo gracias a la destreza narrativa de Wilkie Collins y a los portentosos retratos de sus personajes. A través de una trama prodigiosa que se desarrolla paulatinamente mediante los relatos de sus principales testigos, los oscuros secretos se irán desvelando.

Opinión 

The woman in white de Wilkie Collins es una novela que podríamos incluir en la categoría de "clásico victoriano", por cuanto profundiza en la psicología de unos personajes marcados por la costumbre de un periodo y por presentarnos de manera clara la escena social de la Inglaterra victoriana. Cuando esta novela apareció por primera vez, en 1860, tuvo un magnífico éxito. En ella se mezclan varios géneros, como el romántico, el drama, el policíaco, etc. Hoy podríamos considerarla un thriller de manual que pecaría, bajo mi punto de vista, de ser demasiado lento dado a su sobrecargada narrativa, llena de descripciones que interesan poco o nada al lector pero que, por otro lado, caracteriza a la literatura victoriana. Pese a ello, Collins supo crear un halo de misterio que envuelve al lector de principio a fin.

El aspecto más interesante de esta novela, al menos para mí, es la manera en la que Collins narra los acontecimientos que van sucediendo en ella. Esto hace que me pregunte si no deberíamos considerarla como una novela "coral", pues todos sus personajes -incluso los más secundarios- tienen su momento de protagonismo. Y esto se debe precisamente al hecho de que la historia está construida a partir de los testimonios proporcionados por los mismos, con lo cual no hay un único narrador sino muchos; aunque el gran "artífice", el personaje que los une todos ellos es el profesor de dibujo: Mr. Hartright. Así, por tanto, la historia se nos presenta como un suceso ocurrido en un pasado relativamente reciente, como un caso criminal cuyos testigos cuentan lo que han visto y oído. Esto da cierta lentitud a la historia, pero permite, a su vez, conocer la psicología de todos los personajes, en especial de aquellos que están más involucrados en el caso como el mismo Hartight, Marian Halcombe o Count Fosco. Ante esta forma de narrar no puedo más que alabar la magnífica labor de Collins, que supo construir toda una historia de misterio que una técnica narrativa ciertamente complicada (y me atrevería a decir, innovadora) y con un magnifico resultado, pues no hay nada ella que deje sin resolver, todo está increíblemente bien hilado, con un final cerrado y a la altura de la historia. 

No obstante, debo hacer mención del que es, a mí parecer, el punto más débil de la historia. Como he dicho anteriormente, toda ella está magníficamente bien hilada. Collins resuelve el misterio en torno a la mujer de blanco, desvela el secreto de de Sir Percival y resuelve el caso de la conspiración llevado a cabo en contra de Laura Fairlie. Y de todos lo giros que encontramos en la novela, el que me parece más forzado es el de la relación de Fosco con Pesca. Entiendo que el autor debía buscar un modo para concluir la historia de Fosco y hacerle caer, pero creo que está sacado un poquito de la manga, como si el autor hubiera improvisado esa parte de la historia, si bien Pesca es uno de los personajes que salen al principio. No sé si esa era precisamente la intención del autor, pero a mí me ha resultado un poco cogido con pinzas.

En definitiva, no puedo más que incidir en que la novela es un magnífico ejemplo de la literatura inglesa victoriana, que se disfruta de principio a fin. No puedo más que recomendarla, en especial a aquellos lectores a quienes les gusta una buena novela de misterio. Yo, como habéis podido comprobar, la he leído en inglés y puedo decir que no resulta excesivamente complicado si se tiene una buena base y si se ha leído en inglés en más de una ocasión. En cualquier caso, al ser un clásico no es difícil encontrar un ejemplar en español. No puedo terminar sin hacer referencia a la primera línea de la novela, porque es uno de esos principios que quedan marcados en la memoria (Como lo es también el principio de Orgullo y prejuicio): This is the story of what a Woman's patience can endure, and of what a Man's resolution can achieve. 


Adaptaciones

The woman in white ha sido adaptada a la gran y pequeña pantalla en varias ocasiones. La última fue en 1997 y fue emitida por la BBC. Está protagonizada por Andrew Lincoln (Conocido por su papel en The Walking Dead) como Hartright, Tara Fitzgerald como Miss Halcombe y Justine Waddell como Laura. Podéis encontrarla completa en Youtube, el problema es que está en inglés sin subtitular. 

4 comentarios:

  1. Siempre he dicho que si tuviera que quedarme con un libro entre todos los que he leído, sería sin duda con este, o con Armadale :) Me encanta el estilo de Wilkie Collins. He leído y releído sus libros varias veces y nunca me canso de él :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me voy a apuntar el de Armadale, la verdad que a mí me ha gustado bastante este primer libro que he leído de él

      Eliminar
  2. ¡Hola! :)
    Tengo este libro pendiente de leer desde hace la tira de años. Pero nunca me decido. A pesar de ser una apasionada de la época en la que se desarrolla.
    Por cierto, me quedo por tu blog. He estado curioseando un poco y me ha gustado lo que he visto. Si te apetece, te invito a conocer el mío.
    Un beso.

    Andrea-
    @Waldorf_Petrova

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea! Te animo a que lo leas porque de verdad que es un clásico victoriano en toda regla. La primera parte puede resultar lenta, e incluso algo aburrida, pero a medida que te acercas al final el ritmo se va acelerando un poco y derpierta mucho más el interés del lector.

      He estado echando un ojo a tu blog y parece que tenemos mucho en común, así que me uno como seguidora.

      Un saludo!

      Eliminar