martes, 14 de julio de 2015

Before I go to sleep

Título: Before I go to sleep
Autor: S. J. Watson
Editorial: Black Swan
Páginas: 372

Sinopsis

¿Qué sucedería si no recordaras tu nombre, tu identidad, tu pasado e incluso a todos a los que amas cada mañana al despertar? Todo olvidado durante la noche, tu vida convertida en un rompecabezas.¿Y si, además, sospecharas que la única persona en la que confías no te está contando toda la verdad?

Opinión

¿Qué pasaría si un día te despertaras y no recordaras nada en absoluto: ni quién eres, ni la habitación en la que estás, ni a la persona a la que tienes al lado? Pues precisamente así comienza la novela que hoy reseño. Su premisa se basa precisamente en eso, en la falta de memoria, en la amnesia más profunda por la que la protagonista, Christine, no solo no recuerda su pasado sino que además es incapaz de conservar recuerdos nuevos por un plazo de  24 horas, ya que cuando duerme lo olvida absolutamente todo. Por lo que día tras día se levanta sin recordar absolutamente nada, o recordando únicamente que es mucho más joven de lo que debería ser, e incluso una niña.

Con este inicio, por tanto, nos vemos inmersos en una novela cuyo argumento se presenta en un principio atractivo. Con una narración de ritmo lento, pese a que la mayor parte de los thrillers -al menos los que he leído- se caracterizan precisamente por tener un ritmo rápido facilitado por los capítulos cortos. En este caso, el ritmo lo impone la propia protagonista, ya que el lector se pone en su piel a través del empleo de la primera persona y por el hecho de que la mayor parte de la novela se compone del diaro que Christine escribe para recordar sus días. A medida que van pasando los días vamos conociendo, gracias a él, algunos de sus recuerdos y paralelamente vamos experimentando la misma angustia que siente la protagonista al no recordar nada y su mismo deseo de saber más. Es por ello que el uso de la primera persona me parece un absoluto acierto, porque permite un mayor acercamiento a la historia, un conocimiento profundo de la protagonista y, sobre todo, porque vamos descubriendo con ella las verdades y mentiras sobre su vida. El lector no conoce más que lo que la propia protagonista va conociendo y es precisamente eso lo que atrapa al lector. 

A medida que vamos avanzando en la historia vamos descubriendo que esta gira en torno a dos aspectos fundamentales, que el autor además se esfuerza por resaltar mediantes ciertas reflexiones que Christine comparte en su diario. Estos dos aspectos, a mi parecer, son la importancia de la memoria y la verdad, sobre ellas, por ejemplo, Christine nos dice: What are we if not an accumulation of our memories? (¿Qué somos sino la acumulación de nuestros recuerdos?) o I realized, these truths are all I have. They are my past. They are what makes me human. Without then I am nothing. Nothing but an animal (Me he dado cuenta que esas verdades son todo lo que tengo. Son mi pasado. Son lo que me hace humana. Sin ellas no soy nada. Nada sino una animal). La obsesión de Christine por tanto será recuperar esa memoria que la hace humana y, en este sentido, volver a tener una vida normal y dejar de ser un mero "vegetal". Para ello contará, por un lado, con su marido Ben quien cada mañana le recuerda quién es y, por otro, con el Dr. Nash quien la anima a escribir en su diario en el que se dejará reflejado que no todo lo que cuenta su marido es verdad y donde empezará a mostrarse confundida ¿Hasta qué punto todo lo que recuerda es verdad? ¿Hasta qué punto todo lo que le cuentan es verdad? Realidad e imaginación serán otros dos elementos de importancia en la narración, ya que a medida que avanza nos iremos dando cuenta que no todo es lo que aparenta ser.

La narración, que no es más que la experiencia de Christine, llega a convertirse en una especie de túnel por el que la protagonista avanza con el fin de llegar a la luz: a la verdad. Lo hace, como he dicho, de manera pausada. Esto en cierta manera puede alejar al lector más acostumbrado a un ritmo más rápido. no obstante yo lo he encontrado en cierta manera adictivo. Al final todo se va desvelando, todo se va haciendo más claro, tanto para el lector como para Christine. aunque mentiría si dijera que no había adivinado el final antes de haberlo leído, ya que la escena se va haciendo más y más clara a medida que se avanza en la narración. No obstante, esto no ocurre hasta que no se llega a las últimas 50 páginas; antes se puede ir sospechando y barajando varias posibilidades, sin embargo la clave no está hasta casi el final. En cualquier caso he de decir que este no me ha parecido para nada excepcional, de hecho diría que es el típico final de thriller de sobremesa y eso es lo que más me ha decepcionado de toda la novela ya que creo que el argumento daba, en principio, para muchísimo más. Admito que al final me he quedado algo indiferente y diría que hasta molesta, pero no quiero desvelar nada más.

En definitiva, Before I go to sleep, me ha parecido un thriller entretenido y hasta cierto punto adictivo. Una lectura ligerita propia para los meses de verano, con un lenguaje sencillo, que se puede terminar en un par de tardes. Como habéis intuido yo lo he leído en inglés y me ha parecido una lectura muy facilita, por lo que animaría a todos aquellos que se están iniciando en este idioma a que lo leyeran porque tiene una gramática muy básica, con un vocabulario en general simple, con palabras conocidas (de hecho la única que no he conocido es jolt). No obstante, hay también una edición en español bajo el título de No confíes en nadie publicada por la editorial Grijalbo.

Adaptación

La novela fue llevada al cine en el 2014 protagonizada por Nicole Kidman, Colin Firth y Mark Strong. Yo no la he visto pero por el tráiler puedo decir que hay bastantes cambios con respecto a la novela, en cualquier caso aquí os lo dejo.


2 comentarios:

  1. A mi me gustó mucho y lo disfruté. Creo que también los has disfrutado :D Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ha sido una lectura bastante entretenida. Gracias!

      Eliminar