jueves, 9 de julio de 2015

Suite Française

Título: Suite Française
Autora: Irène Némirovsky
Editorial: Vintage
Páginas: 402

Sinopsis

Suite francesa se inicia en París los días previos a la invasión alemana, en un clima de incertidumbre e incredulidad. Enseguida, tras las primeras bombas, miles de familias se lanzan a las carreteras en coche, en bicicleta o a pie. Némirovsky dibuja con precisión las escenas, unas conmovedoras y otras grotescas, que se suceden en el camino: ricos burgueses angustiados, amantes abandonadas, ancianos olvidados en el viaje, los bombardeos sobre la población indefensa, las artimañas para conseguir agua, comida y gasolina. A medida que los alemanes van tomando posesión del país, se vislumbra un desmoronamiento del orden social imperante y el nacimiento de una nueva época. La presencia de los invasores despertará odios, pero también historias de amor clandestinas y públicas muestras de colaboracionismo. Concebida como una composición en cinco partes —de las cuales la autora sólo alcanzó a escribir dos— Suite francesa combina un retrato intimista de la burguesía ilustrada con una visión implacable de la sociedad francesa durante la ocupación. Con lucidez, pero también con un desasosiego notablemente exento de sentimentalismo, Némirovsky muestra el fiel reflejo de una sociedad que ha perdido su rumbo.

Opinión

Pocas veces ocurre que la historia que se esconde tras la publicación de una novela es más apasionante que la novela en sí misma. Esto es precisamente lo que le pasa, en mi opinión, a Suite Française de la novelista rusa Irène Némirovsky, dado que es una novela que escribió durante el mismo periodo en el que transcurre la acción de la misma. Su detención y posterior traslado a  Auschwitz hizo que, en lugar de las cinco secuencias que tenía pensadas para su novela, solo quedaran escritas dos: Tormenta de junio y Dulce, de la tercera solo quedó un esquema argumental. La novela no fue descubierta hasta 1990 cuando la hija de Némirovsky examinó el cuaderno que contenía la novela, que no se publicó hasta 2004. Némirovsky no salió de Auschwitz-

Así, por tanto, nos hallamos ante una novela dividida en dos partes muy diferenciadas: la primera, Tormenta de junio, narra la huida de una serie de ciudadanos de París en las horas y días inmediatamente anteriores y posteriores a la invasión alemana; la segunda, Dulce, muestra la vida de un pequeño pueblo, Bussy, en los primeros meses de la ocupación. La relación entre ambas es muy tenue, apenas algunos personajes de la primera son mencionados en la segunda. 

Lo más interesante de la primera parte, bajo mi punto de vista, es el retrato que Némirovsky hace de todos los personajes, ya procedan de la clase alta de París, ya de la clase baja, durante la huida de la ciudad, en un intento de hacer ver al lector cómo un hecho tan dramático como la guerra puede sacar lo peor y lo mejor de cada uno. Algunos personajes, por tanto, despiertan ternura y cierta lástima por el destino tan miserable que les espera, como ocurre con el matrimonio de los Michauds; por otros solo se siente verdadero desprecio, como por Gabriel Corte o Charles Langelet, ambos caracterizados por tener una opinión demasiado sobrevalorada de sí mismos. La autora, además, parece querer dar una lección moral al lector, otorgando finales a los personajes en función de su comportamiento durante la misma, en un sentido de que todo lo que hacemos tiene su consecuencia. Némirovsky, partiendo de la base de estos personajes, recrea con gran precisión el caos que debió generarse durante la huida de miles de parisinos, las caminatas que debieron de realizar todos aquellos que no contaban con los medios para huir en coches o tren, la falta de provisiones o el asilo que muchos de los habitantes de los pueblos debieron dar a los huídos. No deja de lado tampoco el sentimiento patriótico que surge ante los conflictos bélicos, representado en la figura de Hubert Péricans, un muchacho que movido por le orgullo francés decide abandonar a su familia para ir al frente. Es muy posible que algunos lectores critiquen la "falta" de argumento de esta primera parte, que avanza sin desarrollo claro hacia un final inconcluso, pero no se puede dejar de admitir que se trata de un magnífico retrato narrativo de lo que tuvo que ser esa "tormenta de junio" de 1940.

La segunda parte, sin embargo, me ha parecido menos pasional de lo que esperaba, entendiéndose pasional en un sentido amplio y no exclusivamente amoroso. Esto se debe, quizás, al hecho de que ya había visto la adaptación cinematográfica y me había gustado bastante con lo cual esperaba un poquito más y me he sentido algo decepcionada. Admito que me acerqué al libro buscando algo más de tensión, teniendo en cuenta, además, que la trama invitaba a ello, sin embargo, en un escenario como el de un pueblo francés invadido por los soldados alemanes la tensión brilla un poco por su ausencia. Por otro lado, la historia de amor prohibido apenas es narrada, los personajes me han parecido, en general, algo insulsos, especialmente Lucile quien se tira la mayor parte de la narración con un quiero y no puedo para al final quedarse en un mero arrepentimiento. Pese a todo ello, vuelvo a insistir en lo mismo, esta segunda parte es otra magnífica recreación de lo que tuvo que ser la invasión alemana.

A modo de conclusión debo de recomendar esta novela a todos aquellos a quienes les apasione las historias sobre la II Guerra Mundial, no solo batallitas sino también su aspecto más "civil" y las consecuencias que tuvo sobre la población, en este caso la francesa. Es cierto que Suite Française no es un libro de historia, pero el hecho de que la autora estuviera escribiéndola en "tiempo real" le da un toque más realista a la narración. Asimismo he de indicar que yo la he leído en su traducción inglesa -la edición original es francesa obviamente- y me ha resultado bastante fácil, ya que el lenguaje empleado no es excesivamente complejo, así que yo creo que para aquellos que tengan una buena base gramática no debería ser una lectura complicada. Pero para aquellos que huyen de la lengua inglesa existe una traducción española publicada por la editorial Salamandra.

Adaptación

Suite Française ha sido llevada recientemente al cine, dirigida por Saul Dibb (el mismo que el de La Duquesa) y protagonizada por Michelle Williams, Matthias Schoenaerts, Kristin Scott Thomas, Sam Riley, Margot Robbie, Ruth Wilson, Alexandra Maria Lara, Tom Schilling, Eileen Atkins, Lambert Wilson. La adaptación se centra principalmente en la segunda parte de la novela, aunque la primera queda reflejada en los primeros minutos de la misma donde se puede apreciar la fila de huidos. A mí me ha gustado mucho la película, casi más que la novela, por lo que os dejo el tráiler para que juzguéis por vosotros mismos.



5 comentarios:

  1. ¡Hola! :)
    He pasado un poco por encima ya que la sinopsis me dio curiosidad. Creo que lo buscaré próximamente para leer. Últimamente me apetecen novelas ambientadas durante la Segunda Guerra Mundial.
    Un beso.

    Andrea-
    @Waldorf_Petrova

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces es una lectura que te va a gustar seguro.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. La autora es ucraniana. No es lo mismo ser chino que japones ¿cierto? No es lo mismo ucraniana que rusa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Zoryana, en 1903 Kiev pertenecía al imperio ruso de ahí que haya puesto que es una autora rusa, cosas de la historia que hacen difícil catalogar a una autora como rusa o ucraniana. En cualquier caso, sea rusa o no, no creo que sea el detalle más interesante de la reseña. Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡Hola! Esta novela la tengo pendiente. No soy muy apasionada de las historias sobre la II Guerra Mundial, pero tengo mucha curiosidad sobre esta obra de Némirovsky. Enhorabuena por el blog, te voy leyendo.

    ResponderEliminar