domingo, 2 de agosto de 2015

All the light we cannot see

Título: All the light we cannot see
Autor: Anthony Doerr
Editorial: Fourth State
Páginas: 531

Sinopsis


Un corazón puro puede brillar aun en la noche más oscura. Y en el más terrible de los tiempos. Marie-Laure vive con su padre en París, cerca del Museo de Historia Natural, donde él trabaja como responsable de sus mil cerraduras. Cuando, siendo muy niña, Marie-Laure se queda ciega, su padre le construye una perfecta miniatura de su barrio para que pueda memorizarla gracias al tacto y encontrar el camino a casa. A sus doce años, los nazis ocupan París y padre e hija tienen que huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo. Con ellos se llevan la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo. En una ciudad minera de Alemania, el joven huérfano Werner crece junto a su hermana pequeña, cautivado por una rudimentaria radio que ambos encuentran. Werner se convierte en un experto en construir y reparar estos aparatos cruciales para los nuevos tiempos, un talento que no pasa desapercibido a las Juventudes Hitlerianas. Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar el corazón en guerra de Europa. Hasta que en la última noche antes de la liberación de Saint-Malo los caminos de Werner y Marie-Laure por fin se crucen. Y sus vidas cambien para siempre. 

Opinión

All the light we cannot see (En español, La luz que no puedes ver) llegaba a mis manos con el respaldo de haber ganado el Premio Pulitzer de ficción del 2015. No fue esa, sin embargo, la única razón por la que me animé a leerla, porque la verdad no es que sea una persona que se deje impresionar por premios y demás (de hecho nunca he leído un premio planeta, por ejemplo); pero sí que me convencieron las continuas buenas críticas que iba leyendo en el universo blogger, además de la sinopsis en sí misma que me pareció muy atractiva a primera vista. Mis expectativas al comenzar a leer la novela eran, por tantos, muy altas, aunque siempre procuro no dejarme llevar en exceso y ser prudente.

Uno de los aspectos en los que más insisten las críticas que he leído sobre la novela es el hecho de que, pese a estar ambientada en la Segunda Guerra Mundial (Concretamente la invasión alemana de Francia), la guerra quedaba al margen. Yo no puedo estar más en desacuerdo con dicha insistencia y aunque es cierto que no es una novela bélica, en el sentido de que no se centra en batallas y demás, sí que es una gran novela sobre la guerra. Es el conflicto el que marca la vida de los dos protagonistas: el de la joven parisina Marie-Laure y el del joven alemán Werner. De hecho, se podría considerar a la guerra como la tercera gran protagonista de la historia, pues sin ella no habría novela. El autor, además, encuadra la historia de ambos jóvenes precisamente en el marco temporal en el que se produce la guerra, es decir, de 1939 a 1945 aunque jugando con dos espacios temporales: uno que narra los acontecimientos que se producen desde 1939 a 1944 y otro, que se va desarrollando a lo largo de la novela en unos pocos capítulos salteados, que se centran únicamente en el mes de agosto de 1944 (Cuando se produce el asedio de Saint-Malo). Con lo cual, en mi opinión, decir que la guerra ocupa un segundo plano es no haber entendido a novela en absoluto.

Me resulta difícil aún descifrar el argumento en sí mismo de esta novela, quizás porque considero que el autor ha jugado en cierta manera al despiste. Muchos de los blogueros han centrado su atención en la importancia de Julio Verne o en la cuestión de la piedra Sea of Flames. Pero yo creo que ni una cosa ni otra sean esenciales, sino más bien complementarias, llenan la novela pero no la hacen. Bajo mi punto de vista la trama central es la historia de estos dos jóvenes, criados en circunstancias muy diferentes, que se ven unidos por una serie de circunstancias inesperadas. El título, además, es otra pista sobre la novela porque esconde un gran significado: La luz que no puedes ver hace referencia, precisamente, a que ambos personajes están ciegos, uno de verdad y otro metafóricamente. No obstante, esa luz que no pueden ver está ahí y la novela insiste en ello continuamente: Open your eyes and see what you can with them before they close forever (Abre los ojos y ve lo que puedas con ellos antes de que se cierren para siempre). No se trata de ojos físicamente, se trata de descubrir, porque la luz, como bien se dice en la novela, es invisible, no puede verse, pero sí puede descubrirse. Ambos personajes verán la luz de alguna manera. El título, por tanto, es cuanto menos poético.

Pese a que ha sido una lectura que no me ha fascinado en exceso, sí que ha habido escenas que me han emocionado. En este sentido ha contribuido la estructura en sí de la misma que da tanta importancia a un personaje como a otro, con capítulos cortos que van alternando los hechos que le ocurren a Marie-Laure como a Werner. Es por eso que es imposible no sentir cariño por ambos personajes. Las escenas que más me han gustado de la parte de Marie-Laure tienen que ver con la relación con su padre, todas ellas están narradas con una profunda carga emocional. Es el padre de Marie-Laure el que le da la confianza necesaria para no dejarse llevar por su discapacidad. Me ha parecido maravillosa la manera en la que el autor ha reflejado ese amor paterno-filial. De igual manera que me ha parecido preciosa la relación que se establece con Etienne quien le ayuda a descubrir un mundo sin salir de la casa, de la misma manera que Marie Laure le impulsa salir de su "concha". Esta relación, además, maracará el futuro de Marie-Laure, de lo que se convertirá.

Por otro lado, Werner me ha parecido un personaje increíblemente sensible, pero con una gran ambición que le ciega. Los capítulos que el autor dedica a la educación de Werner son muy interesantes, porque en ellos va explicando al lector cómo fue esa fábrica de soldados, la educación alemana, que moldeó a toda una generación de jóvenes alemanes para que fueran el ejemplo perfecto de los principios ideológicos nazis. Werner, según ve el lector, no encaja en ellos pero tampoco hace nada para luchar contra ello, más bien ve resignación por parte del personaje. La figura más representativa de este aspecto de la novela es Frederick, compañero de Werner, víctima de un sistema donde primaba lo físico frente a la sensibilidad intelectual (un soldado ni piensa, ni siente). Algunas de sus reflexiones muestran tal resignación: Your problem Werner [...] is that you still believe you own your life. En un sistema como el nazi tu vida no te pertenece, pertenece al régimen, y eso es lo que va descubriendo Werner a lo largo de su azarosa vida. De hecho esa reflexión de Frederick le persigue continuamente.

Ambos personajes, Marie-Laure y Werner, descubrirán de una manera increíble que sus vidas, o parte de ellas, han estado unidas de forma inimaginable. Y al final, ambos personajes se salvarán la vida, ya en cuerpo, ya en alma.

En definitiva, All the light we cannot see me ha parecido una novela profundamente emotiva, que no deja indiferente y que tiene muchas lecturas. Es una lectura, en cierta manera, optimista. El final, sin embargo, me ha parecido algo agridulce aunque no por ello triste. No puedo decir que me haya resultado una lectura absorbente ni que haya estado a la altura de mis expectativas, pero no hay duda de que es una buena novela que la disfrutarán todos los lectores a quienes les guste una buena historia sobre la IIGM. Yo he optado por leerla en inglés y aunque no es excesivamente complicada, sí que creo que es para aquellos lectores que tengan una buena base y un gran conocimiento del vocabulario. En cualquier caso, para quien lo prefiera, la editorial Suma de Letras se encargó de publicar la edición en español.


11 comentarios:

  1. Ya hacía tiempo que le eché un vistazo en Londres y no me decidí a comprarlo por si estaba lleno de datos históricos y pensaba que no me iba a gustar y lo he acabado justo hoy en español y la verdad es que lo he disfrutado muchísimo. Siempre intento huir bastante de las lecturas históricas y como bien has dicho no es que sea histórico en sí sino que es una historia en un punto histórico sin dar muchos datos (que eso es lo que realmente me llega a aburrir). ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es una novela que se disfruta bastante y que da mucho que pensar, eso algo que me gusta mucho cuando leo, que la historia te deje reflexionando.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Leo muchos libros ambientados en esa época, no sé muy bien por qué pero la mayoría de ellas acaban gustándome mucho. A éste ya le había echado el ojo. A ver cuándo puedo leerlo.
    Excepcional reseña. :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bastante bien porque no satura con elementos bélicos aunque sí que creo que es una historia de la guerra. Además los dos personajes principales son excepcionales, por su sensibilidad y la capacidad de superación de ambos. Y los secundarios son estupendos también. Es una novela que no tiene fallos y muy emotiva, yo creo que por eso ha gustado a tanta gente y estoy segura de que te gustará y más si te gustan las historias ambientadas en esa época.

      Un saludo!
      Gracias por leerme :)

      Eliminar
  3. hola esta temática no es lo mío así que no sé si me animaré a leerla pero desde luego si lo hago será en español jeej nos leemos chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela está bastante bien pero si el género no te gusta mejor dejarla pasar. Un saludo!

      Eliminar
  4. La verdad es que pienso leerla en breves, me interesa mucho el contexto histórico en el que se desarrolla, pero además me terminó de convencer lo que comentas, que no se centra en la guerra. Es más humana.
    No conocía tu blog pero me quedo por aquí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste el blog. Gracias por leernos!

      Eliminar
  5. Hola mi hija tiene casi trece años y no estoy seguro si es recomendable que lo lea mi hija insiste en que se lo compre y la verdad no estoy seguro si recomendable para su edad por ayuda con ello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, no creo que haya problemas porque lo lea tu hija, la novela no tiene escenas violentas ni nada por el estilo, quizás, en mi opinión, no tenga la madurez necesaria para entender todos los matices
      matices. Un saludo!

      Eliminar