lunes, 12 de octubre de 2015

Cartas a una extraña

Título: Cartas a una extraña
Autora: Mercedes Pinto
Editorial: Autoedición Amazon
Páginas: 349 estimación

Sinopsis


Berta regresa a la casa familiar, donde nunca deseó volver, para hacerse cargo de la herencia de su madre, una mujer oscura y controladora que convirtió su infancia en un infierno. Asediada por los recuerdos, decide liberarse de los fantasmas del pasado desenredando la madeja de engaños de doña Alberta y su primogénita y devolviendo la libertad a su última víctima, cuyas cartas sin abrir, ocultas en el desván hasta que da con ellas, le llegan al corazón. Pero hay quienes no se alegran de la decisión de Berta y pronto se ve inmersa en un camino de trampas que puede hacer peligrar su vida. 



Opinión

Empecé a leer Cartas a una extraña de Mercedes Pinto animada por las buenas reseñas que había estado leyendo en los diversos blogs de literatura que sigo actualmente. Asimismo, me animó aún más el hecho de que hubiera quedado finalista en el concurso de novela indie organizado por Amazon. Con estas credenciales supuse que me encontraría con una buena novela, bien escrita y con un argumento fascinante, y he de admitir que en parte ha sido así, aunque lamento ser una voz discordante entre las muchas reseñas leídas al decir que es una novela que no ha terminado de satisfacerme del todo. 

Cartas a una extraña se presenta en un principio como una novela de suspense que va cautivando al lector en los primeros capítulos. En ellos se nos presenta Berta, que narra la historia en primera persona, quien tras quince años de ausencia debe volver al hogar familiar tras el fallecimiento de su madre. No obstante, este regreso no está lleno de buenos recuerdos, sino todo lo contrario. El fallecimiento de su madre y el hogar familiar únicamente le traen a su memoria una infancia marcada por la actitud opresora de su madre: doña Alberta; siendo su único recuerdo amable el de su nana doña Teresa, la única mujer que le dio cariño. La autora, por tanto, hace uso de los recuerdos de Berta para dejar ver al autor los sentimientos de la misma y su rechazo hacia el hogar familiar, impregnado del olor de una madre que nunca la quiso: En el olor reside la misma esencia del alma humana y que ni hay manera de cerrarle la puerta... Volver al hogar familiar y recordar a su madre le llevan a Berta a querer profundizar más en su pasado; reconocer que no se pueden cerrar heridas si primero no se sabe de donde vienen. Y hasta aquí la novela atrapa al lector, que quiere saber más de ese pasado. No obstante, casi de forma imperceptible, el argumento da un giro y deja de lado ese suspense para dar lugar a una trama argumental romántica, y es aquí cuando personalmente empecé a desconectar de la historia. Confieso que si esta hubiera continuado profundizando más en la relación de Berta y su madre habría disfrutando mucho más de la novela, ya que me sentía realmente cautivada por ese deseo de Berta de conocer su pasado y, sobre todo, de tratar de entender por qué su madre actuaba de esa manera tan tiránica. La figura de doña Alberta habría dado mucho juego ¿De donde venía esa actitud opresiva?¿Una infancia dura?¿Un matrimonio infeliz y un amor frustrado?Y, sobre todo, ¿por qué doña Teresa era tan fiel a doña Alberta?

La trama argumental, que a su vez esconde una trama criminal y algo de suspense también, es el gran error de la novela para mi punto de vista. Desde el principio me resultó poco creíble, sobre todo si tenemos en cuenta que Berta se enamora de Saúl ya desde la primera carta que le de él. Ya que toda esta trama gira precisamente en ello, en una serie de cartas que Berta encuentra en el desván de la casa y que parecen dirigidas a su hermana. En ellas, Berta descubre a un hombre fervientemente enamorado que, debido a una serie de hechos que no voy a contar, se ve obligado a vivir en el exilio. Berta, aquí, deja de ser una mujer para pasar a ser una adolescente, algo que contrasta con la actitud madura que trata de tener a lo largo de todo la novela para hacer frente a los temores del pasado. Pese a todo, he de confesar que al final me ha engachado la parte de suspense, y los últimos capítulos me los tuve que leer del tirón. No obstante, no he podido evitar tener la sensación de que a Mercedes le interesaba más toda la parte de romanticismo, más que la de suspense, porque el resultado ha sido un final precipitado, en el que todo parece resolverse en un abrir y cerrar de ojos dando lugar, además, a una trama final poco conclusiva.

Pese a todo esto, he de reconocer que la novela está muy bien escrita y, además, bien hilada. Me han gustado algunas de las reflexiones de Berta. Asimismo, considero que el planteamiento inicial de la autora era muy bueno; sin embargo, el giro que da la historia no termina de convencerme de ahí que el resultado final no haya sido todo lo que me esperaba. No obstante, recomiendo su lectura porque creo que gustará a aquellos/as lectores/as que disfruten de las novelas románticas con un toque ligero de suspense. 

5 comentarios:

  1. Pues a mí me gustan las notas discordantes, que cuando toooooooodo el mundo habla maravillas de un libro yo me echo a temblar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es bueno que haya diferentes opiniones, en este caso he tenido que ser yo la que diga que no me ha gustado :)

      Eliminar
  2. Hola, Alejandra. Lo primero quiero darte las gracias por comprar mi libro, leerlo y reseñarlo, eso siempre es para mí un honor, mucho más viniendo de lectores como tú. Decirte también que, por supuesto, entiendo que a ti no te haya gustado la novela, sobre todo por el final, es comprensible, no eres la única. La novela en realidad tiene una segunda parte, me parecía demasiado densa para una sola entrega y tal vez debí concretar más el final de la primera. De cualquier manera, de nuevo gracias por todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Mercedes, muchas gracias por tu comentario. He disfrutado conociéndote como autora, aunque esta novela no haya llegado a gustarme del todo. Por supuesto, si hay segunda parte la leeré, así como que no descarto leer otras novelas tuyas. Un saludo y mucha suerte en tu carrera como escritora.

      Eliminar
    2. De veras, un placer saber que sigo contando contigo como lectora.
      Seguiremos contándonos.
      Feliz semana.

      Eliminar