lunes, 2 de noviembre de 2015

Las sombras de África

Título: Las sombras de África
Autora: Bianca Aparicio Vinsonneau
Editorial: Circulo Rojo (Ebook)
Páginas: 326

Sinopsis

A finales del s. XVIII, en remotas tierras africanas, la aldea de Kofi fue salvajemente atacada y él capturado para ser convertido en esclavo. Gracias a un inesperado giro del destino, burló a la muerte librándose de ser embarcado rumbo a las plantaciones del nuevo mundo, a cambio de permanecer prisionero en el Castillo de Cape Coast. Desde allí, arriesgando su vida, consiguió mantener una correspondencia secreta con el amor de su vida. Doscientos años después, la antropóloga Claudia Carpio es enviada a la que un día fue conocida como la Costa de Oro. Está inmersa en la publicación más importante de su carrera, cuando las misteriosas cartas llegan a sus manos. Inquieta por su brusco y desconcertante final, se ve empujada a investigar el turbio pasado para descubrir qué es lo que le ocurrió a Kofi y por qué dejó de escribir, sin sospechar que ciertas páginas de la historia no se han cerrado y la envolverán en un peligroso juego.

Opinión

Al empezar a escribir esta reseña me encontré con el problema de no saber muy bien qué es lo que quería decir, dado que mis impresiones sobre la novela son algo contradictorias. Por raro que pueda parecer, lo cierto es que no es la primera vez que me sucede algo así, muy al contrario, pues esto suele sucederme con aquellas historias que a pesar de que no me han desagradado del todo, tampoco han logrado apasionarme o dejarme "impactada".

Debo empezar mi reseña por reconocer que el tema central de Las sombras de África no es fácil, me refiero por supuesto al de la esclavitud. Y considero que no es fácil porque el autor o autora puede abordarlo de dos maneras y siempre habrá alguien que no le guste. Por un lado puede optar por abordarlo de la manera más realista posible  y esto implicaría hacer una novela donde la crueldad de la realidad histórica podría sobrecoger a los lectores más sensibles; por otro puede optar por reflejar una versión más dulcificada, que podría despertar la crítica de los lectores más afines a realidades históricas. En este sentido Bianca no se ha mojado y ha optado por una versión "intermedia", es decir, no presenta una historia donde el dramatismo de la esclavitud sea tal que provoque el rechazo de los lectores sensibles, pero tampoco presenta una historia excesivamente dulcificada. Nada que reprocharle a Bianca, pues se ve claramente que ella no quería crear una historia excesivamente dramática, sino más bien una historia que podría clasificarse de "bonita" por ese final que tiene como objetivo dar cierre a un periodo triste de la historia de la humanidad, con un mensaje si se quiere positivo en el que "blanco y negro" por fin se une (Si bien el detalle final no me ha gustado para nada, y me ha parecido metido con calzador).

Bianca ha decidido narrar su historia a través de un recurso que a mí me gusta especialmente, y es el que combina dos líneas argumentales en diferente tiempo. Por un lado nos presenta a Claudia, una antropóloga de nuestro tiempo que decide viajar a África, concretamente Ghana, para estudiar sobre el terreno la cuestión de la esclavitud con el fin de escribir un artículo para una prestigiosa revista. Por otro lado tenemos a Kofi, un esclavo doméstico del Castillo de Cape Cost (Costa de Cabo), que trata por todos los medios de luchar contra su destino y su falta de libertad. Son muchos los lectores que se han sentido más atraídos por la historia de Kofi que por la de Claudia y es fácil entender por qué, ya que el drama que abunda en una no está presente en la otra, asimismo el sobrecogimiento sobre lo que le pasará a Kofi no es comparable con el leve interés que presenta las investigaciones de Clauda. En cualquier caso, bajo mi punto de vista, a la novela en general le falta profundidad; asimismo peca de algo de lo que pecan muchos autores noveles, esto es, ir muy lento durante gran parte de la novela para luego precipitarse en el final. Esto hace que la atención del lector sea muy irregular, por lo que el ritmo de lectura al principio será muy lento, ya que el interés despertado es poco o ninguno, para luego acelerar el ritmo y que el final se resuelva en un plis plas. A mí es algo que me molesta profundamente, ya que prefiero una historia que capte mi atención desde el principio y lo mantenga hasta el final, o bien que me vaya atrapando poco a poco como me ocurrió, por ejemplo con Palmeras en la nieve. Asimismo, he de señalar que una consecuencia de esa falta de profundidad es que los motivos que mueven a los personajes me han resultado del todo vagos, en especial los de Akassi ya que no he logrado entender del todo ese cambio de actitud repentino con respecto a Claudia. Me ha parecido algo sacado de la manga de la autora. De ahí que crea realmente que a la novela le falta trabajo, sin duda alguna las bases están ahí, como también lo está la labor documental llevado a cabo por la autora (Como bien se aprecia en el apéndice), pero le falta dar fondo a la historia.

Por último, sí que debo reconocer que algo muy positivo de la novela es que ha sabido despertar mi interés con respecto a la historia que se esconde tras el Castillo de Cape Coste. Al finalizar la lectura de la novela no pude evitar buscar imágenes en Google del mismo, para saber si la imagen que me había creado en la mente coincidía con la realidad y captar los pequeños detalles mencionados en la novela (por ejemplo, la puerta de no retorno, o las celdas de los esclavos). También he adquirido uno de los libros que la autora menciona en el índice, ya que ha despertado el deseo en mí de querer saber más sobre la historia del castillo y los esclavos que pasaron por ahí. En este sentido puedo decir que cuando una historia despierta ese deseo de querer saber más no puede ser mala del todo. 

2 comentarios:

  1. Hola Alejandra, gracias por pasar por el blog. Tienes uno muy chulo y los libros interesantes. Éste, en concreto, me gustó muchísimo. Me quedo por aquí y te agrego a mi lista de lectura.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias M Ángeles, me alegro que te guste el blog :) yo ya llevo tiempo siguiendo el tuyo. Un saludo!

      Eliminar