martes, 22 de diciembre de 2015

Un jardín al norte

Título: Un jardín al norte
Autor: Boris Izaguirre
Editorial: Planeta
Páginas: 448

Sinopsis


La apasionante novela sobre Rosalinda Fox, el personaje real que inspiró a María Dueñas para escribir El tiempo entre costuras. Una vida de novela. Inglaterra (condado de Kent), albores del siglo XX, los padres de la pequeña Rosalinda se separan y ella es enviada a un internado, Saint Mary Rose. Desde ese momento solo verá a su madre en los pocos días de vacaciones. Su padre se ha instalado en la India, oficialmente como agregado comercial, aunque en realidad ejerce como espía. Cuando, en la adolescencia, Rosalinda se reencuentra con su progenitor, se enamora del halo de exotismo que este desprende y le acompaña de vuelta al país asiático, donde se iniciará en el espionaje de la mano del superior de su padre, Mr. Higgs. En la India contraerá matrimonio con un hombre mayor que ella, Mr. Peter Fox, que la deslumbra pero que la abandona al poco cuando su salud flaquea. De vuelta al Viejo Continente, es enviada a Alemania para recabar información sobre el nacionalsocialismo de Hitler. Allí, un hombre, también bastante mayor que ella, y en este caso español, Juan Luis Beigbeder, la vuelve a enamorar por su inteligencia, cultura y modales. Siempre en la encrucijada entre el amor y la obligación hacia su país, Rosalinda se traslada a Tánger, centro internacional de intrigas políticas y económicas de la época, donde el espionaje y la pasión hacia Juan Luis Beigbeder lucharán por ser lo más importante en su vida en los confusos y dramáticos días de la guerra civil española y en los anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Opinión

No se puede negar que Boris Izaguirre controla el lenguaje, creando casi una musicalidad que te lleva a seguirle por las páginas de una historia que, sin embargo, queda coja. Rosalind Fox es un personaje apasionante desde el primer momento en el que topas con ella que, sin embargo, termina pareciendo plano. La mujer fuerte e independiente queda diluida en la amante paciente. Y junto a ella personajes que, como las flores del jardín, quedan para una simple ornamentación paisajista. Ni Mr. Higgs, ni Peter Fox, ni Beigedeber cobran vida propia. Quizá, y solo quizá, Zahid, el eterno mayordomo de la señorita Fox.

Además, la Historia que rodea los acontecimientos es pasada por encima, como si no importaran para el desarrollo vital de Rosalind que, no lo olvidemos, era la amante del Ministro de Asuntos Exteriores de Franco, se codeó con Serrano Súñer y la clase alta portuguesa y marroquí. Pero, al final, las flores impiden ver el bosque. Y el libro se salva por el buen uso de la palabra de Boris y porque la historia, realmente, es interesante; pero terminas con un enorme vacío sin saber cómo era realmente cada cual. Las razones que llevan a Mr. Higgs a empujar al espionaje a Rosalind o dónde queda esa "Mata Hari" que la propia señorita Fox anuncia al comenzar a narrar sus aventuras.

Una lastima ya que, sin duda, daba para mucho más. Aun así, y dentro del panorama actual, se agradece el buen uso del lenguaje, que es fluido, rápido y sin florituras excesivas. 

6 comentarios:

  1. ¡Hola! No conocía el libro, pero no me llama la atención para adentrarme a el aún así que lo dejaré pasar. De todas formas, se agradece la reseña.

    Por cierto, no conocía tu blog pero ya mismo te sigo. ¿Te pasas por el mío? Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No es mi tipo de libro en absoluto, así que lo dejo pasar. Aún así, con los comentarios creo que también me lo pensaría en leerlo, jaja. ¡Gracias por la recomendación, de todas formas! :)

    Ya te sigo, y espero que podamos ser seguidores y que también puedas pasar por mi blog: http://debibliomanias.blogspot.com
    Mucho gusto, ¡y nos estamos leyendo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Si te quedas por aquí seguro que encuentras algo que te gusta ;)

      Eliminar
  3. Hola! hece poco empecé un blog, y hoy me puse a investigar que otros blogs pro-libros hay por la red! jajajaja

    de Boris Izaguirre me leí su primera novela, Villa Diamante, me impresionó muchisimo, pues yo conocía a Boris de... la tele.
    Bueno, quedará pendiente éste novela, pues está claro que no se le da nada mal lo de escribir! No hay que juzgar un libro por su portada... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boris es un buen autor. Es cierto que caemos en verlo como el personaje televisivo pero luego sabe como escribir aunque a veces se embarque en empresas peliagudas como haber sido el negro literario de Belén Esteban.

      Eliminar