sábado, 30 de enero de 2016

Con canciones de amor y sexo

Título: Con canciones de amor y sexo
Autor: Juan A. Ibáñez Cuenca
Editorial: Kindle Edition
Páginas: 146

Sinopsis

A través de una canción se puede decir mucho... y compartir los sentimientos más íntimos. Whatsapps, emails y miradas. Sonrisas, complicidad y emociones. Nada volverá a ser lo mismo en sus vidas cruzadas. A veces, ni siquiera imaginas lo que te queda por descubrir. Tan solo tenías que encontrarte con la persona indicada. Todo comienza rememorando un desengaño amoroso... 


J. A. Ibáñez propone una novela con un tratamiento original que combina anécdotas curiosas, diálogos estimulantes y reflexiones sobre el amor actual. Un libro de historias y personajes muy actuales donde la música es parte del relato. Así, aparecen muchas canciones de diversos estilos y épocas, de artistas como Adele, Elvis Presley, Depeche Mode, Michel Bublé, Bunbury, Françoise Hardy, Zaz, Nickelback, Fangoria, Carlos Vives, Serge Gainsbourg, José Alfredo Jiménez o Vetusta Morla, entre otros. 


Opinión

Por normal general, las novelas con tintes románticos siguen un esquema muy, muy parecido. Nada que reprochar, es una fórmula que funciona y el género cuenta con millones de seguidores y yo mentiría si dijera que no he leído alguna que otra novela romántica (y lo que es más, las he disfrutado). Sin embargo, se agradece que, de vez cuando, este género ofrezca un soplo de aire fresco y es esto lo que ha supuesto para mí Con canciones de amor y sexo de J. A. Ibáñez.

La premisa me ha parecido más bien sencilla: un chico, Luis, nos cuenta en primera persona sus aventuras amorosas, sus encuentros sexuales, e incluso los no sexuales. Y lo hace de una forma muy amena y sencilla, con una narración en la que encontramos frases cortas, nada de parrafadas inmensas, y diálogos divertidos. Es casi como si Luis fuera nuestro colega y nos contara su experiencia. A través de sus diferentes encuentros vemos, además, diferentes tipos de relaciones; algunas más serias como la que tiene con Carmen, otras más liberales como la que tiene con Dominique, otras plátonicas como la que tiene con Susana y otras que son simplemente de amistad como la que tiene con Irina. De todas estas relaciones, Luis va siempre reflexionando y sacando conclusiones, casualmente todas positivas, incluso cuando la relación va por un camino que a él no le interesa. Y eso me ha parecido curioso, aunque quizás el subtítulo de la novela me debería de haber dado una pista sobre ello: La aventura de encontrar el amor positivo. Y es que con ninguna de las relaciones se produce ningún tipo de drama, aunque lo cierto es que este aspecto me ha resultado difícil de creer. Admito, además, que algunas de las reflexiones de Luis sobre el "freelove" me han parecido interesantes, pese a que en el fondo no comulgue con ellas.

El punto más atractivo de la novela, sin embargo, es el hecho de que esté escrita desde el punto de vista del "chico". Y es que la mayor parte de las novelas que se insertan en el género romántico parecen estar siempre escritas desde el punto de vista femenino. Y lo cierto es que me ha gustado ese toque masculino de la historia, ya que en el fondo las diferencias entre hombres y mujeres en una relación son las que nosotros creamos, ya que tanto las inseguridades, las emociones, etc. aparecen tanto en uno como en otro. Me ha gustado descubrir a un Luis sensible (¿un hombre sensible?), y enamoradizo a veces. Un chico divertido, que además disfruta cantando canciones de artistas francesas. Y es aquí donde encontramos otro punto original de la novela: su banda sonora. Ya que el autor va insertando canciones aquí y allá, para que el lector se sienta libre de escucharlas en el momento para crear atmósfera, o bien al final de la historia.

En definitiva, Con canciones de amor y sexo me ha parecido una novela original y divertida, con sus puntos de reflexión pero a pesar de ello bastante ligerita. Un punto negativo en la narración son ciertos cambios de los tiempos verbales que chirrían un poco, por ejemplo, el autor comienza usando el pasado y, de repente, pasa al presente. Pero, pese a ese fallo en la narración, creo que puede ser una propuesta original para aquellos lectores que quieran leer algo diferente, sencillo, un libro sobre el amor y las aventuras amorosas, realista y, además, positivo.

domingo, 24 de enero de 2016

El hombre del parque

Título: El hombre del parque
Autor: David Castells
Editorial: Create Space Independent Publishing Platform
Páginas: 276

Agradecer a Laura Ruiz de Bibiana Ripol Comunicación por el envío del ejemplar.

Sinopsis

Meritxell Egger, a quien todos conocen por Blue, recibe la noticia de la muerte de su padre. Recién licenciada se encuentra con que acaba de heredar el 51% de las acciones de unos laboratorios suizos. Pero lo que podría ser una oportunidad se convierte en una pesadilla. Heinz, quien inició el negocio con el padre de Blue, quiere aprovechar su inexperiencia para hacerse con el control de la empresa.


Daniel Torrents, un hombre de pasado misterioso, ayudará a la chica a deshacerse de los sicarios de Heinz, creando toda una trama delirante de enredos que se les acabarán yendo de las manos.


Opinión

El hombre del parque es una de esas novelas que me resulta difícil de reseñar; en primer lugar, porque pertenece a un género literario que no suele entusiasmarme demasiado: el thriller, que viene a ser peor cuando se presenta como un "thriller cómico" o un thriller que combina el entretenimiento y el humor, tal y como la definen desde BR Comunicación. No obstante, cuando me la ofrecieron, pese a que sabía que pertenecía a un género del que no soy fan, acepté leerla ya que trato de ser lo más abierta posible a todo tipo de géneros, ya que en ocasiones encontramos en ellos historias que nos pueden sorprender. La segunda razón por la que me resulta complicado reseñar esta novela es que no me ha gustado absolutamente nada y no querría ser demasiado negativa. Desafortunadamente lo seré.

Uno de los motivos por los que no me ha gustado la novela es que peca, a mi parecer, de ser demasiado inocentona y eso se observa en el argumento. El autor ha querido construir un thriller que se ajusta a los tópicos del género y tenía todos los ingredientes sobre la mesa, pero al final ha dado como resultado un cóctel con gusto amargo. El problemas es que los thrillers suelen pecar de tener un argumento superficial en ocasiones, con personajes muy planos que evolucionan poco o nada y esto podemos observarlo en esta novela, y diálogos absolutamente forzados. No todos los thrillers son así, imagino que habrá novelas pertenecientes a este género absolutamente maravillosas, no obstante las pocas veces que me he acercado a este género me he encontrado con todos estos errores (Un ejemplo fue el thriller romántico que leí de Guillaume Musso, el cual ni reseñé en este blog por lo poco que me había gustado). En esta ocasión, además, me ha dado la sensación de encontrarme inmersa en una historia que cada vez era más surrealista, culminando con un final que me ha parecido del todo "pletórico".

Luego está el aspecto del humor. Hace unos días leía en un blog, también de reseñas literarias, que eso del humor es muy personal, lo que a uno le hace gracia a otros no. Casualmente sobre esta novela he leído un par de reseñas en las que los lectores confesaban que no habían podido parar de reír. Es posible que yo sea muy seca, pero la novela no me ha arrancado ni una sonrisa, más bien miradas de confusión. Solo uno de los momentos narrados en la misma me ha hecho algo de gracia, y es la del compartimento del tren, ya que me ha recordado al "El camarote de los hermanos Marx". También podría destacar a Hans y Franz como pareja cómica, aunque a mí me ha resultado más como patética.

Los personajes, como ya he dicho, me han parecido muy planos. Es cierto que en un periodo de tres días un personaje no puede evolucionar excesivamente mucho, pero resulta sorprendente que algunos de ellos entren en el juego del argumento sin cuestionar los motivos que les lleva a ello. Por ejemplo, Emma se ve envuelta en una situación problemática que no es suya y ni siquiera lo duda, sino que simplemente entra en escena porque sí. Lo mismo podría decirse de la escena que narra el encuentro entre Daniel y Blue (Meritxell), en la que él se presenta con la excusa de que quiere ser su padre. Que sí, que un thriller no tiene por qué ser realista, pero eso no significa que el lector tenga que aceptar todo lo que el autor le ponga por delante; y en este caso hay momentos que yo no he podido aceptar. Luego el personaje de Daniel es cuanto menos interesante, el único destacable de toda la novela. Un personaje que a ratos se presenta como una especie de McGyver, y a otros es un filósofo capaz de reflexionar sobre la vida, el amor y los recuerdos del futuro, con unos diálogos sacados de la manga por parte del autor. Y ya si hablamos de los "antagonistas", Heins, Franz y Hans, no puedo evitar recordar cierta serie policíaca grabada en Austria y emitida en Antena 3.

En definitiva, El hombre del parque es una novela que personalmente no me ha gustado nada. Sí, admito que es una novela ligerita, que se lee en un suspiro y que entretiene. Puede gustar y divertir a los amantes del género, pero a mí su argumento me ha parecido inocente y demasiado surrealista, unos personajes muy planos y un final a la altura del argumento. Creo que es la primera parte de una trilogía, dudo mucho que vaya a leerla... 


domingo, 17 de enero de 2016

Las reglas del olvido

Título: Las reglas del olvido
Autora: Isabel Garzo
Editorial: Lo que no existe
Páginas: 159

Desde aquí agradecer a Isabel Garzo que me haya cedido amablemente una copia de su novela.

Sinopsis


Hay cosas que las personas pueden elegir sobre sus vidas y otras que les vienen dadas. O así debería ser. Yo nací un diecisiete de noviembre y me encontré impuesto hasta lo más elegible, como una pequeña princesa comprometida desde antes de dar sus primeros pasos a casarse con el rey de un lejano país, como un esclavo que llevara esas siete letras escritas en la sangre por la única razón de ser hijo de unas personas y no de otras. Como ellos, no pude elegir nada. Tenía veintinueve años. Así comienza Las reglas del olvido, y también la nueva vida de Inés, una joven que ha perdido en un accidente todos sus recuerdos. Ahora se encuentra sola ante una hoja en blanco, rodeada de rostros que buscan una correspondencia que ella no puede darles, y se debate entre luchar por ser la de antes o empezar desde cero. Pero, ¿y si algunas personas intentaran aprovecharse de su nueva situación para maquillar la realidad a su antojo? Inés irá descubriendo capítulos sobrecogedores de su pasado en un juego de reglas inciertas en el que los sueños y los objetos cotidianos cobrarán un inesperado valor. ¿Podría su amnesia convertirse en la excusa perfecta para vivir por fin en función de sus deseos más puros?

Opinión

¿Qué pasaría si un día abrieras los ojos y no recordaras absolutamente nada? ¿Cómo afrontarías tu "nueva" vida sabiendo que has perdido casi 20 años? ¿Cómo lidiarías con todo lo que se te impone, desde familia, amigos, novios hasta recuerdos? Sí, como habéis podido deducir, esta novela gira en torno a la cuestión de la amnesia, un tema que, en mi opinión, ha sido abordado mil veces de mil formas diferentes, de hecho, sin ir más lejos, el año pasado leí un thriller - Before I go to sleep - en la que la amnesia era parte esencial del mismo. Pero, por muy trillado que esté el argumento de la amnesia, esta novela se presenta cercana, realista, una invitación a la reflexión. 

Es la propia protagonista, Inés, la que nos cuenta su experiencia. La novela, por tanto, se presenta como una especie de diario íntimo en el que Inés va narrando qué pasó tras el momento de abrir los ojos y darse cuenta que no recordaba nada, que 20 años de su vida habían desaparecido y que se encontraba con todo "impuesto": familia, amigos, novio, trabajo, recuerdos... En este sentido, Inés parece que esté contando un viaje hacia su propio yo, porque está claro que cuando todo te viene dado, cuando no recuerdas nada, no queda más remedio que tirar para delante y volverte a "forjar" a tí misma. Y para ello, la autora emplea una narrativa sencilla, tan sencilla como lo es nuestra protagonista, ágil y directa, sin mucha paranfernalia, ya que no es necesario recurrir a ella ya que lo que cuenta esta novela - o lo que quiere contar- es una experiencia personal que puede ocurrirle a cualquiera.

No obstante, tras la sencillez de la narrativa de Isabel Garzo se enconden una serie de elementos que invitan a la reflexión, y son precisamente esos elementos lo que convierten a esta novela en una pequeña joya. Así, por ejemplo, cuando Inés es consciente de su propia condición, se ve en al tesitura de elegir entre aceptar lo que se le viene impuesto o hacer borrón y cuenta nueva: El primer reto que me encontré no fue el de no recordar. Fue el de decidir si quería aprender a amar de nuevo a cada uno de esos rostros extraños que esperaban que los amara. Asimismo, Inés irá descubriendo que tendrá que vivir con la sombra de la otra Inés que existía antes que ella, que es ella misma pero que de alguna manera no lo es: Y, más allá de esos fracasos, lamenté descubrir que no conseguía desembarazarme de aquella primera Inés. Junto a la falta de recuerdos y de vivir tras la sombra de su otro yo, Inés, además, deberá hacer frente a la desconfianza que se genera tras las mentiras o las "verdades no contadas" de las personas que presupones más cercanas: Me había llevado suficientes decepciones. Además, la mayoría de ellas habían sido provocadas por las personas que yo suponía cercanas a mí. Todo estos elementos hacen que esta novela se presente cercana, ya que de alguna manera podemos empatizar con la protagonista, ponernos en su lugar y preguntarnos a nosotros mismos qué haríamos si un día perdieramos todo lo que tenemos en el disco duro. Si duda alguna, la autora ha sabido ponerse en lugar de Inés, ha reflexionado sobre ello, y nos ha contado lo que cualquiera de nostros haríamos si fuera la protagonista, es decir, tratar de encontrarnos a nosotros mismos, redefinirnos de nuevo, de ahí que considere realmente pertinente esta reflexión: Me quedé con lo que quise de mi vida porque la amnesia me dio la valentía de deshacerme de todo lo superfluo. Cuando no hay bagaje que cargar nuestras decisiones se vuelven más puras.

En definitiva, no os sorprenderéis si os digo que Las reglas del olvido es una novela que me ha gustado mucho y que he disfrutado enormemente. Quizás porque siento debilidad por esos tipos de historias que te invitan a reflexionar, y en este caso me he puesto más de una vez en lugar de Inés y me he preguntado a mí misma que habría hecho si me hubiera pasado a mí. Quizás la única pega que puedo ponerle a la novela es que el final me ha parecido algo predecible, no solo el final sino también algunos hechos que ocurren en ella. No osbtanste, no es una de esas novelas en los que el final sea lo importante, sino más bien el recorrido, así que apenas tiene importancia. 

miércoles, 13 de enero de 2016

The taming of the Queen

Título: The taming of the Queen
Autora: Philippa Gregory
Editorial: Simon & Schuster
Páginas: 436

Sinopsis

Kateryn Parr, a thirty-year-old widow in a secret affair with a new lover, has no choice when a man old enough to be her father who has buried four wives - King Henry VIII - commands her to marry him.   Kateryn has no doubt about the danger she faces: the previous queen lasted sixteen months, the one before barely half a year. But Henry adores his new bride and Kateryn's trust in him grows as she unites the royal family, creates a radical study circle at the heart of the court, and rules the kingdom as Regent.   But is this enough to keep her safe? A leader of religious reform and the first woman to publish in English, Kateryn stands out as an independent woman with a mind of her own. But she cannot save the Protestants, under threat for their faith, and Henry's dangerous gaze turns on her.The traditional churchmen and rivals for power accuse her of heresy - the punishment is death by fire and the king's name is on the warrant...

Opinión

He de empezar esta reseña haciendo una pequeña confesión, y es que con los años me he ido alejando, cada vez más, de la novela histórica. Quizás esto es debido a que he aprendido a disfrutar más de un buen libro de historia, con una buena investigación, que con una novela que en ocasiones se aleja o distorsiona los hechos que narra o el contexto en el que se sitúa. En cualquier caso, Philippa Gregory es una de esas autoras que llevaba tiempo llamándome la atención (en mi Kindle aún espera su novela La otra Bolena) y es que hace un par de años pude ver en la BBC la adaptación televisiva de su novela The white queen y la disfruté bastante. Además, me llamaba la atención el hecho de que era historiadora, por lo que daba por hecho que sus novelas tendrían un interesante y bien elaborado transfondo histórico. Gracias a un regalo de Navidad por fin he podido estrenarme con una de sus novelas y el resultado ha confirmado lo que ya sabía: no, no soy de novelas históricas.

Pero empecemos hablando de la novela, The taming of the Queen nos narra los últimos cuatro años de vida del rey inglés Enrique VIII, que vienen a coincidir con los cuatro años de matrimonio con su sexta y última esposa: Katherine Parr. En este sentido, la novela presenta un panorama bien dibujado de lo que era la corte del monarca Tudor, una corte dominada por un rey -Enrique- tremendamente volátil, ya que según sus caprichos cambiaba de una opinión a otra totalmente opuesta. La autora ha sabido transmitir con gran maestría la inseguridad constante con la que los cortesanos, y sobre todo las reinas, debieron vivir bajo las órdenes de una persona tan inconstante en sus deseos; y se trataba de un miedo real ya que la vida de todos ellos dependía de un monarca cuya opinión cambiaba tanto como el viento. El favor real se ganaba tan pronto como se perdía, así como el amor hacia sus esposas duraba hasta que él quería y luego se deshacía de ellas bien por divorcio, bien por decapitación. Y de hecho, este es el punto más destacable de la novela, la capacidad de la autora a la hora de presentarnos una corte en constante tensión.

No obstante, pese a ello, la novela llega a hacerse pesada, terriblemente lenta. El fallo está, quizás, en el hecho de que llega un punto en que la autora se centra únicamente en la cuestión religiosa, ya que un rey tan volátil como Enrique nunca llegó a tener claro cómo debía ser la religión que debía implantarse en Inglaterra: ¿Católica? ¿Reformista? ¿O una totalmente nueva creada por él? Un conflicto religioso realmente interesante, pero que en la novela se hace repetitivo, dando la sensación de que la historia no avanza... Y solo hay un momento en que esta se vuelve realmente interesante, y es cuando parece que la reina va a ser detenida bajo el pretexto de ser reformista y, por tanto, hereje. Tras ese punto, la novela vuelve de nuevo a ser aburrida y lo es prácticamente hasta el final.

Por otro lado, tampoco me ha gustado ciertas "libertades" artísticas de la autora. Una de ellas es la del perfil del rey, en este sentido es indudable que Enrique VIII no fue precisamente un santo (aunque no sé mucho de la historia inglesa, sé que tuvo seis esposas, a dos de ellas las decapitó, a una la alejó de la corte de malas maneras y a otra casi la detuvo); pero en la novela llega a un punto en el que rey es una caricatura de sí mismo y mentiría si en ocasiones no me ha recordado al dictador norcoreano Kim Jong-un. Enrique VIII se nos presenta, por tanto, como un verdadero tirano llevado por sus caprichos, un ser bipolar (o casi), con aires de erudición y sádico; un ser repugnante del que el lector solo puede sentir asco (y lo cierto es que a veces lo he sentido, sobre todo cuando describe esas escenas en las que el rey no para de comer). Y sí, Enrique VIII era despreciable ¿pero lo era tanto? Me da la sensación de que la autora ha ido más allá a la hora de perfilar al rey y al final solo ha quedado una terrible caricatura.

Asismismo, también me da la sensación de que Philippa siente verdadera adoración por los personajes femeninos, de hecho todas sus novelas están protagonizadas por mujeres. Y si Enrique VIII aparece caricaturizado, la reina es perfilada con un halo de erudición y bondad poco creíble. Es decir, en Historia ni todos los buenos son muy buenos, ni todos los malos son muy malos, en definitiva son seres humanos que vivieron en un contexto determinado. Y en esta novela se ha presentado a Enrique como un verdadero villano y a Katherine como una simple víctima, y yo me pregunto hasta qué punto es cierto... De igual manera, la historia de amor entre Katherine y Thomas Seymour me parece muy forzada, pese a ser cierto que fueron amantes, pero esa pasión descontrolada de Katherine en la novela me parece de todo menos creíble.

A modo de conclusión, solo puedo decir que se indudable que la autora conoce la época en la que ambienta su novela, e incluso los personajes, no obstante su manera de exagerarlo todo no hace más que crear cierto rechazo hacia la misma (Al menos a mí me lo parece). Destaco, sin embargo, la bibliografía final, ya que el contexto en el que está situado la novela sí que me llama la atención, así que lo mismo leo un libro de historia sobre ello. De todas formas, pese a esta crítica tan negativa, creo que es una novela que puede interesar y gustar a los amantes de la novela histórica. Simplemente esta no es para mí. 


lunes, 4 de enero de 2016

Días de perros

Título: Días de perros
Autor: Gilles Legardinier
Editorial: Planeta
Páginas: 400

Sinopsis
Cansado de vivir en un mundo en el que no encuentra su lugar, y triste por la pérdida de sus seres queridos más cercanos, el riquísimo Andrew Blake decide dar un giro radical a su vida y desaparecer. Así, el día que le van a otorgar el Premio a la Excelencia Industrial, como mérito a toda una carrera como empresario, deja su Londres natal y se marcha al campo en Francia… ¡a trabajar como mayordomo! Cuando llega a Beauvillier se da cuenta enseguida de que la mansión ha perdido el alma que tuvo antaño… Entre sus habitantes están Nathalie, su patrona viuda y de horarios y exigencias extrañas Odile; una cocinera refunfuñona; Manon, una joven que no sabe lo que quiere, y Philippe, el jardinero y manitas que vive en la casita del jardín y se pelea con todos… La relación entre todos es un caos, y está llena de malentendidos y situaciones absurdas, así que Andrew no tiene otra opción que intentar poner orden en esta caótica casa…Ah, ¡y hacerse amigo de Méphisto, el gato de Odile!

Opinión
Aunque se venda como una comedia y tiene momentos absolutamente delirantes, no sabría si definirla cómo tal. La novela se adentra en la vida de los personajes de la mano de Andrew Blake y terminas deseando tener un amigo parecido a él —si es que no lo tienes, claro— por divertido, pero también por su faceta más humana de cercanía a los demás, comprensión de los problemas y buena voluntad. Y, si además es capaz de convertirse en el mayordomo del infierno, que más se le puede pedir.

Los personajes se hacen entrañables y, poco a poco, se va profundizando en ellos casi de forma imperceptible. No es fácil encontrar novelas que puedan dar tanta vida a sus protagonistas sin caer en tediosos monólogos o en sumirlos en larguísimos pensamientos. Pero en Días de perros eso no se da. Desde la señora de la casa hasta la Méphisto o Youpla (el perro de Philippe) todos tienen vida propia, todos tienen algo que contar y lo cuentan con sus acciones, en los diálogos fluidos con los otros habitantes de la casa o, simplemente, con sus silencios.

Además, Gilles parece dibujar ante los ojos del lector el escenario de la obra, que cobra color y fuerza y te permite pasear por la vieja mansión y sus jardines para hacerte una imagen de lo mostrado con palabras. Aquí, quizá, pesa demasiado la experiencia como guionista del autor que convierte en una película lo que no debería ser más que un libro y esto es un gran logro, porque logra que te adentres en la casa y seas uno de más de los (escasos) invitados que recibe la señora.

La obra es una lectura rápida, ágil, que te engancha con capítulos cortos para llevarte a un final que, más o menos, ya esperas. Pero ni tan siquiera esto es un pero, porque no estamos ante una novela de intriga, sino de vida. con ese lema que deja caer de que las cosas hay que hacerlas sencillas, pero que a esa sencillez se llega con el tiempo. Un tiempo en el que los adultos vuelven a ser niños, como los niños tienen una parte de adultos. 

Sin duda ha sido una grata sorpresa para comenzar mi listado de libros en este 2016. 

domingo, 3 de enero de 2016

The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society

Título: The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society
Autoras: Mary Ann Shaffer y Annie Barrows
Editorial: Bloomsbury
Páginas: 248

Sinopsis


Enero de 1946: Londres emerge de las sombras de la segunda guerra mundial. La escritora Juliet Ashton está buscando el argumento para su próximo libro. ¿Quién podría imaginarse que lo encontraría en la carta de un desconocido, un nativo de la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneció a Juliet? A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en un mundo maravillosamente excéntrico. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey —nacida como una coartada espontánea cuando sus miembros fueron descubiertos rompiendo el toque de queda de los alemanes— contiene una galería de personajes profundamente humanos, divertidos, encantadores, todos amantes de la literatura, que sobrellevaron la ocupación nazi organizando reuniones de lectura sobre novelas clásicas, siempre alrededor de un pastel de piel de patata. Juliet empieza una importante correspondencia con los miembros de la sociedad, pequeñas joyas que hablan de libros y del placer de la lectura, de la amistad, de la vida cotidiana y del impacto reciente que la ocupación alemana ha tenido en sus vidas. Cautivada por sus historias, decide visitarles, y lo que encuentra le cambiará para siempre. 

Opinión

En estos meses que llevo de voluntariado en la tienda de libros de segunda mano he descubierto varias cosas geniales; una de ellas es la gente que me rodea. En su mayoría, los voluntarios que forman parte de la tienda de libros de segunda mano son personas mayores, ya jubiladas, que se niegan a convertirse en entes pasivos. Yo no puedo más que admirarles. La gran mayoría, además, comparten su pasión por los libros y la lectura, de ahí que entre nosotros siempre haya alguna que otra conversación interesante sobre gustos literarios. En mi caso ha quedado claro mi preferencia por las novelas victorianas. Y fue precisamente por ello, por lo que un voluntario me regaló la novela que vengo a reseñar hoy como regalo de Navidad, simplemente me dijo: "esta es para ti, no es una gran novela, pero la historia te va a gustar". Y lo cierto es que no se equivocó.

Admito que cuando le eché un primer vistazo me temí lo peor. Se trata de una novela epistolar, es decir, construida a partir de una sucesión de cartas y lo cierto es que nunca he sido una gran fan de este género, de ahí que no haya leído muchas novelas de este estilo. Pese a ello me ha cautivado por completo, ya que es una de esas historias que tienen un transfondo dramático pero que transmiten un mensaje esperanzador. Es decir, que cuando termina la novela no te quedas con lo malo, sino con la idea de que todo va a ir a mejor; es una novela que infunde optimismo. Y podéis considerarme algo moñas - yo mismo lo hago- pero este tipo de historias me encantan. Al respecto podéis ver, por ejemplo, la serie Call the midwife que pese a todo el drama de fondo, siempre termina con un mensaje optimisma.

Pero volviendo a la novela, como ya os he dicho, esta la componen una serie de cartas que nos presentan, en primer lugar a Juliet Ashton, una joven escritora que un día recibe una carta que supondrá el comienzo de su relación con la Sociedad Literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey y Dawsey Adams. Esta relación supondrá para Juliet un cambio total en su vida, ya que se dará cuenta que su objetivo como escritora será escribir sobre la gente de Guensey, especialmente las personas que componen la sociedad, y su sufrimiento durante la ocupación alemana. Y es este uno de los aspectos que más me han gustado de la novela, ya que sobre la II Guerra Mundial he leído mucho, sin ir más lejos el pasado año 2015 leí la novela que ganó el premio pulitzer, que estaba contextualizada en el mismo periodo y que trataba también un aspecto similar: la ocupación alemana de Saint Maló (podéis leer la reseña aquí). Pero parece ser que este tema nunca caduca, ya que parece haber multitud de hechos que aún se pueden novelar. En esta ocasión, la novela proporciona infinidad de detalles sobre la ocupación alemana de Guernsey, una de las islas que Gran Bretaña posee en el canal marítimo que une Inglaterra con Francia, que tuvo lugar en el verano de 1940. A través de varias de las cartas, el lector va conociendo poco a poco toda clase de padecimientos que tuvieron que sufrir los habitantes de la isla, por ejemplo, la evacuación de los niños a Inglaterra con el fin de que estuvieran a salvo, la falta de bienes básicos, el sometimiento a estrictas reglas impuestas por los alemanes, etc., pero lo peor fue el aislamiento y el convencimiento de que nadie iba a salvarlos. He de admitir que me ha resultado tremendamente interesante conocer estos hechos históricos, los cuales desconocía en su totalidad.

Pero, tal y como decía, tras este fondo dramático se esconde un mensaje optimista. Y ese mensaje lo transmite precisamente la Sociedad Literaria; una sociedad que crean los habitantes de la isla, casi por casualidad, con el fin de hacer más llevadera la ocupación. Una sociedad en la que prima la amistad de los miembros que la componen. Una amistad que se forja precisamente por la necesidad que sienten los habitantes de contar los unos con los otros en los momentos más duros, pero que también se forja gracias al amor a la lectura. Muchos de los miembros ya sentían ese amor, otros empiezan a sentirlo a partir de su inclusión en la sociedad. Y este es otro aspecto fundamental: la lectura, no obstante la protagonista, Juliet, se hace una escritora famosa precisamente por escribir sobre la guerra en forma satírica. Pero el planteamiento fundamental reside en la siguiente pregunta ¿Es posible que algo tan simple como leer pueda ser aliciente suficiente para querer sobrevivir? ¿Puede la lectura dar luz incluso en los momentos más oscuros? Los personajes de esta novela así parecen creerlo: lectura y amistad son dos elementos que hiceron más llevadero la ocupación alemana a todos ellos. Y así vemos que algunos se sumergen en la lectura de Charlotte Brönte, Charles Lamb, Séneca, Marco Aurelio, Oscar Wilde, etc. no importa género o autor, cada libro parece haber sido escrito para cada personaje. Y todos ellos ofrecen su opinión, haciendo al lector partícipe de la sociedad literaria también.

En definitiva. The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society me ha parecido una novela muy entrañable, protagonizada por unos personajes a quienes se les coge cariño, que contiene una de esas historias que emocionan. Se habla en ella de la guerra, de la amistad, del amor, de los libros, etc. Se puede decir que la he disfrutado enormemente. Como habéis podido comprobar yo la he leído en inglés, y no es muy complicada, pero he estado investigado y he encontrado en la página web de La casa del libro una versión en español publicada por la editoria RBA libros, así que no hay excusa para aquellos lectores que se sientan atraídos por la historia pero no manejen el inglés.


la sociedad literaria y el pastel de piel de patata de guernsey-mary ann shaffer-9788498678765

viernes, 1 de enero de 2016

Reto Serendipia Recomienda 2016



Los que seguís este blog sabéis que no soy de seguir retos, básicamente porque sé desde ya que no los voy a cumplir porque no me gustan condicionar mis lecturas. Pero ayer me topé con este reto en el blog de Libros que hay que leer  (aunque el reto lo propone el blog Serendipiay me pareció muy interesante, ya que se trata de leer tres recomendaciones propuestas por otros bloguers y blogueras. Y como yo soy muy de seguir recomendaciones, ya que me gusta mucho conocer nuevos autores e historias, pensé que podría ser un reto apropiado para mí. 

Para participar en el reto es necesario que yo haga también tres recomendaciones, así que estas son las mías:

- La palabra más hermosa de Margaret Mazzantini. Es una novela que, cuando la leí allá por el año 2013, la califiqué de género dramático; y lo cierto es que sigo pensando lo mismo porque es una historia desgarradora, profundamente emotiva, que me caló muy hondo. Es uno de esos libros que no me canso de recomendar, de ahí que esté en esta lista obligatoriamente. La reseña podéis leerla aquí.

- Las tres bodas de Manolita de Almudena Grandes. Es una novela histórica con tintes dramáticos. Es mi mejor lectura de 2015. Una historia en la que se ensalza la fortaleza de las mujeres tras la Guerra Civil española. Una novela para sufrir leyéndola, pero también para disfrutarla, para aprender, para concienciar. En definitiva, una pequeña joya. La reseña podéis leerla aquí

- Siempre el mismo día de David Nicholls. Leí esta novela allá por el año 2011 y aún guardo un gran recuerdo de ella. Es una historia sobre la amistad que lleva al amor, pero no solo eso, es una historia de madurez también. Recuerdo que cuando la leí me sentí muy identificada con la protagonista, y creo que todas las personas que estén en ese momento en el que no se sabe qué hacer con nuestras vidas se sentirán muy identificadas. Altamente recomendable. La reseña podéis leerla aquí.

Recomendaciones elegidas:

- La casa de los espíritus (De parte de: http://janetgaspar.blogspot.mx/)
- Los aires difíciles ( De parte de: http://lecturafilia.com/)
- La lengua de los secretos (De parte de: http://juntandomasletras.blogspot.com.es/)
- El rumor de las folías (De parte de: http://nosololeo.blogspot.com.es/)
- El lado bueno de las cosas (De parte de: http://www.elladofriodemialmohada.com/)

Como véis me ha sido imposible elegir solo tres, ya que había muy buenas recomendaciones. Las tres últimas recomendaciones eran libros que tenía pendientes, y los otros dos me llamaron mucho la atención así que no podía dejarlos escapar. A medida que los lea dejaré por aquí las reseñas.

Reseñas:

El rumor de las folíashttp://acaboleer.blogspot.co.uk/2016/05/el-rumor-de-las-folias.html
La lengua de los secretos: http://acaboleer.blogspot.co.uk/2016/07/la-lengua-de-los-secretos.html