sábado, 30 de enero de 2016

Con canciones de amor y sexo

Título: Con canciones de amor y sexo
Autor: Juan A. Ibáñez Cuenca
Editorial: Kindle Edition
Páginas: 146

Sinopsis

A través de una canción se puede decir mucho... y compartir los sentimientos más íntimos. Whatsapps, emails y miradas. Sonrisas, complicidad y emociones. Nada volverá a ser lo mismo en sus vidas cruzadas. A veces, ni siquiera imaginas lo que te queda por descubrir. Tan solo tenías que encontrarte con la persona indicada. Todo comienza rememorando un desengaño amoroso... 


J. A. Ibáñez propone una novela con un tratamiento original que combina anécdotas curiosas, diálogos estimulantes y reflexiones sobre el amor actual. Un libro de historias y personajes muy actuales donde la música es parte del relato. Así, aparecen muchas canciones de diversos estilos y épocas, de artistas como Adele, Elvis Presley, Depeche Mode, Michel Bublé, Bunbury, Françoise Hardy, Zaz, Nickelback, Fangoria, Carlos Vives, Serge Gainsbourg, José Alfredo Jiménez o Vetusta Morla, entre otros. 


Opinión

Por normal general, las novelas con tintes románticos siguen un esquema muy, muy parecido. Nada que reprochar, es una fórmula que funciona y el género cuenta con millones de seguidores y yo mentiría si dijera que no he leído alguna que otra novela romántica (y lo que es más, las he disfrutado). Sin embargo, se agradece que, de vez cuando, este género ofrezca un soplo de aire fresco y es esto lo que ha supuesto para mí Con canciones de amor y sexo de J. A. Ibáñez.

La premisa me ha parecido más bien sencilla: un chico, Luis, nos cuenta en primera persona sus aventuras amorosas, sus encuentros sexuales, e incluso los no sexuales. Y lo hace de una forma muy amena y sencilla, con una narración en la que encontramos frases cortas, nada de parrafadas inmensas, y diálogos divertidos. Es casi como si Luis fuera nuestro colega y nos contara su experiencia. A través de sus diferentes encuentros vemos, además, diferentes tipos de relaciones; algunas más serias como la que tiene con Carmen, otras más liberales como la que tiene con Dominique, otras plátonicas como la que tiene con Susana y otras que son simplemente de amistad como la que tiene con Irina. De todas estas relaciones, Luis va siempre reflexionando y sacando conclusiones, casualmente todas positivas, incluso cuando la relación va por un camino que a él no le interesa. Y eso me ha parecido curioso, aunque quizás el subtítulo de la novela me debería de haber dado una pista sobre ello: La aventura de encontrar el amor positivo. Y es que con ninguna de las relaciones se produce ningún tipo de drama, aunque lo cierto es que este aspecto me ha resultado difícil de creer. Admito, además, que algunas de las reflexiones de Luis sobre el "freelove" me han parecido interesantes, pese a que en el fondo no comulgue con ellas.

El punto más atractivo de la novela, sin embargo, es el hecho de que esté escrita desde el punto de vista del "chico". Y es que la mayor parte de las novelas que se insertan en el género romántico parecen estar siempre escritas desde el punto de vista femenino. Y lo cierto es que me ha gustado ese toque masculino de la historia, ya que en el fondo las diferencias entre hombres y mujeres en una relación son las que nosotros creamos, ya que tanto las inseguridades, las emociones, etc. aparecen tanto en uno como en otro. Me ha gustado descubrir a un Luis sensible (¿un hombre sensible?), y enamoradizo a veces. Un chico divertido, que además disfruta cantando canciones de artistas francesas. Y es aquí donde encontramos otro punto original de la novela: su banda sonora. Ya que el autor va insertando canciones aquí y allá, para que el lector se sienta libre de escucharlas en el momento para crear atmósfera, o bien al final de la historia.

En definitiva, Con canciones de amor y sexo me ha parecido una novela original y divertida, con sus puntos de reflexión pero a pesar de ello bastante ligerita. Un punto negativo en la narración son ciertos cambios de los tiempos verbales que chirrían un poco, por ejemplo, el autor comienza usando el pasado y, de repente, pasa al presente. Pero, pese a ese fallo en la narración, creo que puede ser una propuesta original para aquellos lectores que quieran leer algo diferente, sencillo, un libro sobre el amor y las aventuras amorosas, realista y, además, positivo.

4 comentarios:

  1. Esta no me llama demasiado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. No me importaría leerlo, pienso que puede resultar interesante para mí.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  3. Pues suena interesante pero no creo que me anime pronto a hacerme con el.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Lo leí dos veces. Todo un descubrimiento. En una primera lectura me pareció entretenido pero en una segunda profundicé y me encantó. Hasta me animó... Me gusta la autenticidad que transmite, el optimismo realista, que esté escrito de forma directa, sin artificios. y las canciones son preciosas (y sugerentes algunas) y como dice la reseña,dicen mucho. No conocía a Hardy, me gustó mucho lo que aparece y quiero conocerla más. Gracias por la idea

    ResponderEliminar