viernes, 13 de mayo de 2016

El rumor de las folías

Título: El rumor de las folías
Autora: Yara Medina
Editorial: Editorial CulBuks
Páginas: 416 páginas

Sinopsis


Una mujer, un viaje, una historia de amor, una isla...en una época en la que el mundo se divide en dos. La vida de Luisa López cabía en un arcón. Éste guardaba infinidad de recuerdos, sueños truncados y experiencias grabadas a fuego. El día que decidió partir de Gran Tarajal, en los años de la Segunda República, no miró atrás. Luisa estaba decidida a emprender una nueva vida y escapar de un matrimonio de conveniencia impuesto por su propio padre. Dejando la tierra que la vio crecer, se concentró en buscar un oficio al otro lado del atlántico; en Cuba. En el buque, cargado de emigrantes canarios de todas las clases sociales, conoce a la familia Westerling y el objetivo de su viaje. Su futuro quedaría entrelazado a ellos irremediablemente. Las corrientes ideológicas, los cambios sociales, el papel de la mujer y la crisis económica dibujan el contexto en el que se desarrolla la historia. La narración llevará el espíritu y el sentir canario, plasmando las costumbres, expresiones y formas de vida que marcaron una época; cuyos retazos llegan aún nuestros días.

Opinión

Una de las cosas más positivas que tiene el mundo bloguero literario (me refiero a blogs de reseñas y demás), al menos para mí, es la posibilidad de encontrar historias nuevas que emocionan, historias que de otro modo quizás no hubiera conocido o no me hubiera molestado por conocer. Y eso es precisamente lo que me ha ocurrido con El rumor de las folías de Yara Merina, la cual he leído y conocido gracias al reto que organizaba Mónica del blog http://serendipia-monica.blogspot.co.uk/. Y ha sido un verdadero placer, porque me he topado con una novela cargada de buenas intenciones que ha sido un disfrute leerla.

El rumor de las folías, según la autora, es una novela perteneciente a la ficción histórica y, no seré yo quien la contradiga, pero también haría mención del tono romántico de la misma. Y lo haría porque es la trama amorosa la que ocupa el centro argumental de la novela, sobre la que gira el resto de acontecimientos. No obstante, como digo, no es una novela exclusivamente romántica que pueda alejar a los más reticentes del género; y no lo es porque la autora se ha esforzado por crear un contexto histórico sólido e interesante en el que situar la historia. 

Creo que han sido dos los elementos que han hecho que esta novela me haya gustado y haya disfrutado enormemente de su lectura. En primer lugar, la narración, la cual me ha parecido absolutamente cuidada y sencilla, lo que facilita que la lectura sea amena y ligera. Es una narración en tercera persona, como a mí me gusta, por lo que la he disfrutado el doble. Asimismo, me ha dado la sensación de que la novela se nos presenta como una especie de cuento que se nos estuviera leyendo. Y yo creo que me ha dado esa sensación por la manera con la que se nos presenta en un principio la historia, siendo la nieta de Luisa la que nos introduce el relato. Esto, además, le da cierto realismo a la misma, pese a que al final se nos dice que es puramente ficción. Además, admiro la pasión con la que Yara Medina ha escrito esta novela y el absoluto respeto que muestra por su tierra. Y eso puede observarse en los múltiples vocablos canarios que encontramos en la misma y en las expresiones incluidas en los diálogos. Me parece maravilloso que se ignore el "castellano standard" para priorizar esos detallitos que enriquecen nuestro país, que un canario no habla igual que un andaluz y que un andaluz no habla igual que un vallisoletano. Como digo, un detalle que me ha gustado muchísimo. 

El segundo elemento se trata de los personajes, o del personaje. No es esta una novela donde el protagonismo recaiga en un número extenso de personajes. Para nada. Para mí el personaje absoluto ha sido Luisa y mentiría si no dijera que me ha parecido encantador. Es un personaje femenino de los que me gustan, pues se presenta como una mujer fuerte, con las ideas claras y, sobre todo, independiente. Una mujer firme en sus decisiones y fiel a sí misma y sus principios. Prácticamente nada ni nade se interpone en su camino, ni siquiera el amor que siente por Tomás la ciega. Es un personaje que evoluciona a base de golpes, que va desde lo más alto en la sociedad a lo más bajo y lo hace con una absoluta dignidad y el lector no puede más que respetarla. Y, aunque admito que me parece poco real, sí que representa un ideal al que aspirar. Yara Medina, en mi opinión, ha sabido crear a un personaje femenino ideal que se aleja de los estereotipos de la novela romántica. En cuanto al resto de personajes, habría que destacar, sin duda, a Tomás como protagonista masculino. También es un personaje que se hace querer, pero es menos destacable que Luisa. El resto, aunque imprescindibles para la historia, no llegamos a conocerlos en su totalidad, pero tampoco hay necesidad de ello. Solo hago una sugerencia a la autora desde aquí, y es que piense en escribir una novela centrada en el personaje de Eugenia (y no me refiero a doña Eugenia, sino a la otra), ya que podría ser interesante una historia de búsqueda de su padre. En los tiempos que corren una novela a modo de reivindicación no vendría del todo mal.

Y no quiero terminar la reseña sin hacer mención del contexto histórico. Decía más arriba que la autora transmite una verdadera pasión al hablar de su tierra. Y esto se puede observar en el lenguaje que emplea, así como en las múltiples descripciones que hace de Fuerteventura, Las Palmas, etc. Pero también se observa cuando nos habla del contexto histórico, y es aquí donde tengo que agradecer a la autora que haya escrito esta novela, ya que hasta el momento había leído muchas historias ambientadas en el periodo republicano y la Guerra Civil, pero ninguna se situaba en las Islas Canarias. La autora, además, se ha documentado en conciencia para ello, tal y como se observa en los detalles que va introduciendo aquí y allá, por ejemplo, sobre la situación de la mujer en la época y el voto femenino, la cuestión del divorcio, el estado de los partidos políticos y el gobierno peninsular, la situación económica y social de las islas y el estado de marginación con respecto a la península, etc. y como se desarrolló los inicios de la guerra y la represión en las mismas. Solo pongo una pega al respecto, y es que en ocasiones la manera en que la autora introduce estos detalles no queda del todo natural, por ejemplo, destaco cuando se produce el golpe de estado y llega a oídos de Tomás por parte de un joven socialista o masón (no logro recordarlo). La manera en la que lo cuenta parece sacado de un manual de historia y me parece un poco creíble que a un joven le llegara tantos detalles del golpe. Personalmente, creo que se peca de exceso en este sentido y aconsejaría a la autora, en caso de que vaya a sacar más ediciones, que suavizara este aspecto.

Concluyendo, El rumor de las folías ha resultado ser una lectura realmente emotiva, con una historia de amor que se aleja de lo pasteloso y ambientada en un contexto histórico muy interesante y muy bien documentado. Recomiendo su lectura porque, en mi opinión, no defrauda.



Reto Serendipia Recomienda 2016

1/5


6 comentarios:

  1. Me quedé con las ganas de esta historia este pasado verano. La tengo por ahí anotada, creo que la disfrutaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No me importaría nada leerla si cae en mis manos. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Me lo voy a anotar, me gusta lo que cuentas, y me gusta tu critica de la parte historica, creo que llevas razón. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Aunque no es de mis géneros de lectura te felicito por la reseña, excelente muy completa!

    Me ha encantado la entrada, y aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog para ver qué te parece y si te gusta, sígueme por favor.

    http://buscandotelibro.blogspot.com.ar/

    Un abrazo y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar