sábado, 20 de agosto de 2016

Harry Potter and the cursed child

Título: Harry Potter and the cursed child
Autores: J.K. Rowling, John Tiffany, Jack Thorne
Editorial: Little Brown
Páginas: 343

Sinopsis


Based on an original new story by J.K. Rowling, Jack Thorne and John Tiffany, a new play by Jack Thorne, Harry Potter and the Cursed Child is the eighth story in the Harry Potter series and the first official Harry Potter story to be presented on stage. The play will receive its world premiere in London’s West End on July 30, 2016.

It was always difficult being Harry Potter and it isn’t much easier now that he is an overworked employee of the Ministry of Magic, a husband and father of three school-age children.


While Harry grapples with a past that refuses to stay where it belongs, his youngest son Albus must struggle with the weight of a family legacy he never wanted. As past and present fuse ominously, both father and son learn the uncomfortable truth: sometimes, darkness comes from unexpected places.

Opinión


Una de las cosas que más aprecio de ciertos autores es que se tomen la molestia de añadir un epílogo a sus historias; cuatro o cinco páginas que nos cuenten con más detalle el "futuro" de esos personajes a quienes hemos ido acompañando a lo largo de la historia y que supone el broche final. J. K. Rowling tuvo la consideración de hacer eso precisamente con la última novela de la saga de Harry Potter. Añadió como regalo a sus lectores un epílogo en el que nos daba a conocer qué había pasado con Harry tras vencer en la batalla de Hogwarts y matar a Voldemort. No hizo falta grandes detalles, pero los lectores sabían que Harry había tenido un final feliz, había logrado casarse con Ginny y tener hijos y, además, conservaba su amistad con Ron y Hermiones, quienes también se habían casado. Rowling había puesto con este epílogo la guinda a un pastel perfecto. En mi opinión, ese epílogo cerraba una historia que ya no admitía ramificación alguna, ni secuela ni precuela y, de hecho, durante años me he negado a leer nada que estropeara esa historia. No obstante, cuando los rumores sobre la obra de teatro empezaron a tomar forma, me sentí tentada a darle una oportunidad a esta nueva historia, y tanto fue así que reservé el libro antes de que saliera a la venta. No por ello me enfrenté a su lectura menos escéptica, ya que había varios elementos que no terminaban de gustarme. El primero de ellos, obviamente, es el que fuera una obra de teatro, un género que no suelo leer de forma habitual. En segundo lugar, temía que se notara la ausencia de la pluma de Rowling, porque sí, el universo Potter es de su creación pero la obra de teatro no la ha escrito ella. Sin embargo, pese a mi escepticismo inicial, traté de leerlo lo más optimista posible y tratando de disfrutar al máximo. 

Harry Potter and the cursed child comienza justamente donde lo deja J. K. Rowling, esto es, en el epílogo que mencionaba anteriormente, en el que Harry aparece con 37 años,acompañando a sus hijos al andén 9 y 3/4, tratando de animar a su hijo Albus ante la terrible posibilidad de que termine en Slytherin.  Tras este inicio, la historia se desarrollará en torno a este y sus dificultades para adaptarse a Hogwarts y al mundo mágico en general. Un mundo en el que el legado de su padre es una carga demasiado pesada para soportar. Esto hará que la relación de padre e hijo no sea la mejor y que Albus, en un intento de llamar la atención o de alejarse del legado de su padre, se meta en verdaderos líos tratanto de cambiar la historia y provocando que la oscuridad vuelva al mundo mágico. Y todo ello lo hará junto a su mejor amigo: Scorpius, hijo de Draco Malfoy. Una mistad que no será bien recibida por todos.

El argumento de esta nueva historia del mundo de Harry Potter sorprendentemente me ha parecido muy acertada, increíblemente bien trabajada y muy respetuosa con la historia "original", esto es, con la historia de la saga escrita por Rowling. Hay un par de elementos que me han parecido especialmente interesantes y uno de ellos es que los creadores hayan querido jugar con la historia original, introduciendo parte de la misma en la obra. Y esto podría haber resultado terrible, pero se nota que John Tiffany y Jack Thorne han trabajado mucho para que no hubiera incongruencias, ni siquiera cuando pasado y presente se mezclan. Y lo cierto es que me ha provocado cierta nostalgia el recordar escenas de la historia original. Solo una cosa me ha chirriado un poco, y creo que a todos los lectores de la saga original también les habrá pasado, y es la explicación que se da en torno al personaje de Delphi que no voy a desvelar por no hacer spoiler; el resto me ha parecido super bien elaborado. El otro elemento es la posibilidad de conocer la vida de Harry ya adulto, y aquí nos encontramos con dos aspectos muy interesantes: el primero de ellos es cómo éste trata de lidiar con sus traumas personales, sobre todo los relacionados con su infancia en casa de los Dursley (vemo cómo Harry aún sigue sufriendo la carencia afectiva por parte de sus tíos). así como los surgidos a raíz de su enfrentamiento con Voldermort, con quien parece seguir conectado de alguna manera. Este aspecto provoca el segundo, y es cómo todo estos traumas afectan a su relación con sus hijos, en especial con esa "oveja negra" llamada Albus. Harry se verá totalmente incapaz de lidiar con él y esto hará que su hijo no tome las decisiones más acertadas con el fin de revelarse contra su padre, contra su legado. Los enfrentamientos padre e hijo desencadenarán toda una serie de hechos desafortunados.

He de decir que, pese a mi escepticismo general, he disfrutado bastante con la historia y he ido disfrutando más a medida que más leía. El hecho de que sea teatro no ha sido para nada un impedimento, pues yo ya contaba con las descripciones que Rowling había hecho de Hogwarts, o de la estación de King's Cross o de Godric's Hollow, así que los pequeños detalles que se dan para introducir la escena son más que suficientes para que imaginemos el resto. De hecho yo creo que a cualquier lector de la saga original le pasará lo mismo. Además, puedo decir que gran parte de los personajes conservan su esencia y es también agradable reencontrarse con aquellos que ya parecían haber desaparecido, como Dumbledore o Severus Snape. Asimismo, he de decir que me ha gustado el hecho de que le den la oportunidad a Draco de redimirse. Sin duda, un acierto.

Pero, pese a que la historia me ha gustado en general, ha habido ciertos elementos que no me han gustado nada. Uno de ellos es que se nota en exceso de que la obra de teatro va dirigido a un público amplio, a un público más bien familiar. Esto tiene sus ventajas, pero también sus desventajas y la primera de ellas es que la historia carece del dramatismo y la oscuridad de las últimas novelas de la saga, en mi opinión las mejores novelas. No puedo evitarlo, la oscuridad en la que se va sumando la historia de Harry me parece lo más interesante de la saga y en esta ocasión se pierde totalmente, pese a que al final gane en intesidad. Sí, se que las comparaciones son odiosas y que no debería hacerlo, pero no he podido evitarlo, Tampoco me ha gustado la caracterización de ciertos personajes, bueno en especial de uno: Ron Weasly. Es cierto que este personaje tiene cierto toque cómico en las novelas, pero aquí se ha llevado a tal extremo que parece casi idiota, un personaje al que nadie toma en consideración, ni siquiera Hermione.

Ya, para concluir, puedo decir que la historia me ha gustado y he disfrutado de su lectura; pero si me preguntarais si es necesaria yo lo tendría claro: No, no había necesidad de crear esta historia. Es más, tampoco pasa nada si no se lee, porque ni mejora la saga original ni tampoco la empeora. Para mí, el final que dio Rowling me parece demasiado perfecto para seguir añadiendo nada más. Aún así, es interesante, juega con la trama original y nos adentra a la vida de adulto de Harry y su relación con Albus y quizás, solo por eso, merece la pena leerla. 

13 comentarios:

  1. Tengo ganas de leerlo, y voy más o menos tranquila, pobre no espero mucho pero todas las reseñas que he leído coinciden en que no son un desastre.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. hola a mi también me encantan los epílogos jeje. Yo debo de ser de las pocas personas que no han leído esta saga, tendré que ponerle remedio. Y creo que los escritores tendrían que saber que es mejor dejar las cosas como están chao

    ResponderEliminar
  3. He leído la saga completa, pero tengo ciertas reticencias al ser una obra de teatro. A mi me gustan las descripciones y le doy mucha importancia a la ambientación. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues olvidate de reticencias, en esta caso creo que si has leído la saga no hay problemas a la hora de imaginar la ambientación...

      Eliminar
  4. Pues no lo sé, me da igual el género y los anteriores me gustaron, pero desconfío de secuelas tardías. Me lo tendré que pensar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual, soy de las que desconfío de secuelas tardías y como digo en mi reseña no es una historia para nada necesaria. Pero por pura curiosidad me dejé llevar y no fue tan malo como en un principio creía. Gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Lo terminé hace nada y la he disfrutado mucho, eso si, coincido contigo en que le falta esa oscuridad de los últimos libros
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. A mi en esta ocasión no me llama nada. Esto no es para mi.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Esta reseñadora parece tener la sensibilidad literaria de un papel de lija del grano 10.
    Literariamente Harri Potter es lo que es.Tiene de buena literatura lo que la reseñadora de conocimiento literario: Cero absoluto. Sė que esto no saldrá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las faltas de respeto no se toleran en este blog, realizados por aficionados a la lectura y no por profesores. Por favor, de ahora en adelante absténgase debcomentar.

      Eliminar
    2. Las faltas de respeto no se toleran en este blog, realizados por aficionados a la lectura y no por profesores. Por favor, de ahora en adelante absténgase debcomentar.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. La verdad es que no estoy segura de querer leer este libro, ay. Cada día pienso una cosa diferente...encima si dices que no sigue la tónica oscura que llevaba la saga, me tira más para atrás (aunque es entendible que no la siga)

    Pero el hecho de que sea obra de teatro me llama bastante. Tengo sentimientos encontrados TT

    ResponderEliminar