martes, 2 de agosto de 2016

La amiga estupenda

Título: La amiga estupenda
Autora: Elena Ferrante
Editorial: Lumen
Páginas: 392

Sinopsis

Con La amiga estupenda, Elena Ferrante inaugura una tetralogía deslumbrante que tiene como telón de fondo la ciudad de Nápoles a mediados del siglo pasado y como protagonistas a Nanú y Lila, dos jóvenes mujeres que están aprendiendo a gobernar su vida en un entorno donde la astucia, antes que la inteligencia, es el ingrediente de todas las salsas.  La relación a menudo tempestuosa entre Lila y Nanú tiene a su alrededor un coro de voces que dan cuerpo a su historia y nos muestran la realidad de un barrio pobre, habitado por gente humilde que acata sin más la ley del más fuerte, pero La amiga estupenda es mucho más que un trabajo de realismo social: lo que aquí tenemos son unos personajes de carne y hueso, que intrigan al lector y nos deslumbran por la fuerza y la urgencia de sus emociones.

Opinión

Sí, la carne es débil e inevitablemente he caído rendida en el fenómeno Ferrante. Las buenas críticas que estado leyendo y, por qué no decirlo, la curiosidad que ha despertado en mí el hecho de que Elena Ferrante no exista en realidad (es un seudónimo y nadie sabe quién se esconde detrás) me han llevado a sumergirme en esta saga/tetralogía "Dos amigas" con resultado muy positivo (cada vez más positivo a medida que más digiero la historia).

La amiga estupenda es el título de la novela que da inicio a esta saga napolitana que tiene como protagonistas absolutas a Lenú y Lila; a quienes vemos, en esta ocasión, en la infancia y adolescencia. A grandes rasgos, podría decirse que esta saga es la historia de una amistad. De hecho, esa es la intención de la propia Lenú quien, ante la desaparición de Lila y su deseo de no dejar rastro, decide contar cuándo y como se forjó su amistad. La historia, por tanto, comienza con un prólogo en el que Lenú ya es mayor, se le nota algo harta y distante de su amiga, pero el hecho de que haya huido le obliga a recordar y contar al lector una narración de de ritmo lento, algo confuso al principio, pero que va atrapando poco a poco, hasta el punto de que somos uno más en ese barrio napolitano en la que nuestras protagonistas han nacido, viven y se conocen. Un encuentro que, de alguna manera, forjará el destino de ambas: En el cuarto tramo de la escalera Lila se comportó de un modo inesperado. Se detuvo para esperarme y cuando la alcancé, me dio la mano. Ese gesto lo cambió todo entre nosotras para siempre.

La historia de estas dos amigas es, también, la historia de una fascinación: la que siente Lenú por Lila. Y es precisamente por esa fascinación por la que nace esta amistad: Decidí que debía guiarme por aquella niña, no perderla nunca de vista, aunque se molestara y me echara de su lado. Lila se nos presenta a través de los ojos de Lenú. Lo que conocemos de ella es lo que Lenú nos cuenta y, hasta cierto punto, no podemos más que entender su fascinación. Lila es una chica particular, con una manera de analizar la realidad brutal, consciente de lo que ocurre a su alrededor incluso en edad muy temprana, con una inteligencia superior al resto y una belleza que resalta a medida que va creciendo. Lila, por tanto, no es normal al resto de las chica, ni tampoco de los chicos, causa miedo y fascinación al mismo tiempo. Y Lenu nos hace creer que es especial. El lector se va dando cuenta que Lila es el contrapunto perfecto de nuestra narradora, que de alguna manera se complementan. Y, de hecho, Lenu acaba siendo lo que es por Lila y ella, además, es plenamente consciente de ello. No obstante, su fascinación no disminuye en ningún momento, ni siquiera en los momentos que parece superarla.

El lenguaje empleado por Elena Ferrante me ha parecido absolutamente brutal. Es muy directa y huye de los eufemismos. Quizás, por ello, me parece una novela tan fenemina, porque la autora no esconde aquellos temas que son tabú, habla claramente de lo que es la menstruación y de los primeros encuentros sexuales. Esto no quiere decir que crea que es una novela dirigida únicamente a mujeres, pero sí que rebosa de elementos claramente femeninos. De igual manera, creo que ha sabido captar muy bien la atmósfera de ese barrio pobre napolitano, pese a que no hay grandes descripciones. La autora nos habla de los vecinos que habitan en él, principalmente clase trabajadora (zapateros, pasteleros, carniceros, conserjes, etc.) y nos expone la jerarquía existente en él. Nos presenta a los personajes y con unos pocos detalles ya sabemos que rol juegan. Como he dicho, no hay grandes descripciones, pero no son necesarias. Por último, es de alabar el hecho de crear un retrato tan perfecto de la amistad entre dos chicas (dos mujeres en las próximas novelas). Una amistad en el que encontramos lealtad, confianza, incondicionalidad, complicidad, etc., pero en la que también está presenta la envidia, la competitividad. Lenú y Lila son, en realidad, dos polos opuestos que como tal se atraen, pero que no por ello dejan de tener personalidades muy distintas, habiendo, por ello, pequeñas rencillas y envidias. Pero esto no es sino las imperfecciones de una amistad perfecta, pues no en pocas ocasiones presenciamos cómo Lenú es capaz de dejar a un lado sus sentimientos más "oscuros" para poner la amistad por encima de todo.

Para ir concluyendo, La amiga estupenda es una novela que me ha gustado mucho, de hecho, a medida que más pienso en ella y en cómo se desarrolla más me gusta. Es una lectura que ha ido de menos a más, con un final que te deja con ganas de más. Si de he ponerle una pega, y esta es muy pequeña, es la confusión que crea tal cantidad de personajes con nombres y apellidos que fuerza al lector a recordar de dónde vienen y que papel juega, pero para ello hay una lista al principio que sirve un poco de guía. Lo cierto es que me ha sabido a poco y estoy deseando continuar con la historia de estas dos amigas... 

12 comentarios:

  1. Creo que yo también voy a sucumbir al fenómeno Ferrante. Me gusta la ambientación y me atrae la trama así que... ¡a por ella!
    Un besin

    ResponderEliminar
  2. Cada vez me apetece más leer esta tetralogía, o al menos este primer volumen para probar
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi también me encantó. Este y toda la saga. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Leídos los cuatro, te aseguro que los demás también te gustarán.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría leer esta saga vistas las buenas críticas que está recibiendo. Besos

    ResponderEliminar
  6. No es mi estilo, pero se lo recomendaré a mi madre ^^

    ResponderEliminar
  7. Yo no encajo con esta tetralogía, leí el primero y me costó muchísimo terminarlo. No son para mi
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Acabo de descubrir tu blog y he decidido quedarme por aquí :')
    La verdad es que no había oído hablar de esta saga, y teniendo en cuenta que es una saga, a pesar de tu opinión positiva, tengo un poco de animadversión hacia ella ya que las que he leído no me han convencido demasiado... Creo que la dejo pasar.

    http://cajondelosdesastresdepat.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Por lo que comentas es una novela conocida pero la verdad es que no me sonaba nada. Me has despertado las ganas de leerla. El que tenga tantos nombres no es problema, me gustan las historias con muchos personajes.

    ResponderEliminar
  10. No me sonaba la novela, pero por lo que cuentas no termina de llamarme, creo que no es para mí y me parece que es mejor que la deje pasar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Elena Ferrante nos llama mucho, tenemos muchas ganas de leer sus novelas... ¡pintan genial! Muchas gracias por la reseña.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo pendiente...es dificil resistirse a las críticas que esta teniendo la saga.

    Besitos

    ResponderEliminar