jueves, 11 de agosto de 2016

La Primera Guerra Mundial contada para escépticos

Título: La Primera Guerra Mundial contada para escépticos.
Autor: Juan Eslava Galán.
Editorial: Planeta.
Páginas: 384

Sinopsis: 
La historia de la primera guerra mundial narrada de forma original y amena para conocer lo que no explican los libros de Historia. 1914. Hace ahora cien años Europa vivía una plenitud dorada. Los adelantos científicos y técnicos prometían un futuro feliz, sin hambrunas ni guerras.Pero un terrorista serbio asesino, durante un desfile en Sarajevo, al heredero del Imperio austro-húngaro y a su esposa. Ese hecho aislado provocó un efecto domino que arrastró a la guerra a mas de cincuenta países. En cuatro años de contienda, la Gran Guerra arrasó Europa y arruinó a los cuatro imperios que dominaban la Tierra. Las consecuencias de aquel cataclismo aun perduran en el mundo inestable que hemos heredado. A lo largo de estas paginas, contemplara el lector los inéditos estragos de la nueva guerra que, con el avance de la técnica, imponen la ametralladora, el tanque y los gases asfixiantes en los campos de fango y sangre surcados por laberintos de trincheras. Junto a esos horrores, conocerá a la seductora Mata Hari y al legendario Baron Rojo, que brinda con una nueva copa de plata por cada avión derribado. También a Rasputin, el inquietante y corpulento monje que seduce a las damas de la corte rusa. El lector viajara en el tren sellado que condujo a Lenin a Rusia en compañía de su esposa y de su amante, sobrevuela Africa en un zepelin, asistirá al asesinato dela familia del zar, se sorprenderá con los pasatiempos de la tropa, con las costumbres de los burdeles, con los espías que pululaban por los hoteles de lujo de Madrid y con mil historias particulares de anónimos muchachos y de futuros grandes hombres que jamas volverían a ser los mismos después de aquella decisiva experiencia.

Opinión:
Juan Eslava Galán es de esos pocos historiadores que pueden, además, vanagloriarse de realizar buenas novelas históricas. Y, en este caso, une su maestría como novelista para escribir una amena (sí, amena y hasta divertida) historia sobre la durísima I Guerra Mundial. Incluso para personas que conocen la historia de ese periodo, supone un acercamiento a los datos más curiosos, en ocasiones morbosos pero, en la mayoría de los casos, amable. Con bastante humor, Eslava Galán hace una critica de los líderes que llevaron a Europa a desangrarse, especialmente duro será con los militares prusianos, pero también franceses e ingleses, que permitieron la muerte de millones de hombres en las trincheras.

No faltan los datos estadísiticos sobre armamento, historias de guerra en la que los hombres (de un bando y otro) mostraron heroicidad o locura, como es el caso del último soldado muerto en la guerra. Pero, sobre todo, permite acercarse a la Historia de forma ágil. De hecho, aunque su título diga para "escépticos" hubiera sido más certero decir que es una historia para "dummies" porque se trata de eso, de permitir al neófito conocer qué y por qué pasó lo que pasó. 

Así que este ensayo, siendo Historia pura, podría casi incluirse en el apartado de novelas porque se lee como tal. Por el ritmo con el que le dota, por la aparición de algunos personajes —como los parroquianos El Siglo que nos cuentan cómo se veía la contienda en una España profunda que el autor sitúa en Jaén—, por el lenguaje fluido en el que se dejan para los pies de página los datos sesudos. Por todo ello, esta obra es una de las mejores formas de acercarse a la Historia para aquellos que gusten de ella pero no quieran (¿quién lo quiere?) tener que estar acudiendo a wikipedia para buscar cada dato, cada nombre, cada fecha. Galán lo da todo y lo da como debe hacerse: convirtiendo la Historia en algo divertido; en una lectura para una tarde de playa.

10 comentarios:

  1. A nivel divulgativo, esta serie de libros están muy muy bien, permiten conocer al lector ajeno a la ciencia histórica una estructura fiable y comprensible. Muy buena lectura.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, realmente muy buenos. Tenía ganas de leer historia -que no lo hacia antes por la saturación que provoca una tesis- y me lo he bebido, aunque a ratos.

      Eliminar
  2. Este no me llama nada nada, así que lo dejaré pasar.
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. No me acaba de convencer esta vez. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Esa manera que tiene Juan Eslava Galán de relatar la Historia es muy atractiva y muy entretenida. Muchos son los libros en los que practica esa manera tan suya de escribir. De ellos yo recuerdo con gusto uno sobre la vida cotidiana durante el siglo de Oro que me encantó.
    Buena reseñ, Alejandra. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos, pero la reseña la hizo mi compañero de blog Javier Fornell. Un saludo!

      Eliminar
    2. Sí, Juan Carlos, es lo mejor que tiene Eslava Galán: que ha sabido acercar la Historia y hacerla amena. Desgraciadamente en la profesión de historiador —que compartimos Alejandra y yo— muchas veces parece que lo ameno sea malo.

      Eliminar
    3. Estaba de viaje y hasta hoy con la reseña de las citas literarias no he caído en que sois dos los autores y no una sola. A ver si no vuelvo a equivocarme de destinatari@ de mis besos y abrazos (ja, ja...)

      Eliminar
    4. Estaba de viaje y hasta hoy con la reseña de las citas literarias no he caído en que sois dos los autores y no una sola. A ver si no vuelvo a equivocarme de destinatari@ de mis besos y abrazos (ja, ja...)

      Eliminar
  5. Me gusta como la pluma de Galán acerca al lector un contexto histórico alejándolo de la novela de ficción a través de estos amenos ensayos.
    Besos

    ResponderEliminar