martes, 10 de enero de 2017

Lecturas 2016

Image result for libros

2016 ha sido un año interesante, en todos los sentidos que un año puede serlo. En mi caso ha habido un poco de todo, alegrías, penas, fin de proyectos, comienzo de otros... En cuanto a lecturas, pues ha sido un poco decepcionante, por dos motivos: no he leído lo que me hubiera gustado leer y de lo que he leído poco, o muy poco, me ha emocionado. Empecé el año apuntándome al reto de Goodreads y decidí que 50 libros era una cantidad a mi alcance, básicamente porque el año anterior había leído más de 40 y como ya había terminado la tesis doctoral creí que tendría más tiempo. Pero, ilusa de mí, este año ha resultado ser el peor de los últimos años, quizás porque durante la primera mitad pasé gran parte preparando la defensa de la tesis y mi matriculación para el curso de profesorado en UK (que incluía examen de inglés y matemáticas) y la segunda parte del año ha sido el curso en sí, que más que un curso es una tortura, trabajando diariamente en torno a las 8 y 9 horas, por lo que cuando he tenido tiempo libre he leído un poco o muy poco, o básicamente nada. Esto se ha visto reflejado en la actividad del blog, que se ha reducido drásticamente. Me he hecho el propósito de que no muera, pero lo cierto es que si apenas leo no sé cómo voy a mantenerlo activo. Aún así, no quiero cerrarlo, aún no y voy a tratar de ponerme las pilas, quizás en este segundo trimestre, ya más acostumbrada a la profesión, pueda equilibrar todo más.

Pero yendo a lo que verdaderamente importa ¿Cómo ha sido mi año lector de 2016? Puedo resumirlo en una palabra: decepcionante. No solo no he cumplido mi recto de Goodreads, pues solo he leído 30 libros, sino que tampoco llegué a completar el Reto Serendipia. He leído nueve libros en inglés, osea casi un tercio del total, y la nota media de mis lecturas está en un siete aproximadamente.

Tres libros son los que debo destacar entre mis mejores lecturas, aunque ya digo que no hay ninguno que me haya emocionado o marcado especialmente, destacan simplemente por ser mejores que el resto. Y son: La sonata del silencio de Paloma Sánchez-Garnica, La amiga estupenda de Elena Ferrante y Rebecca de Daphne du Maurier. Son tres novelas estupenda de las que aún guardo un gratísimo recuerdo y que recomiendo leer (las reseñas podéis encontrarlas en el blog). Mención especial merece Jane Eyre de Charlotte Brontë que releí en inglés gracias a la tertulia organizada en el blog de Carmen y amig@s y  Forastera de Diana Gabaldón que me gustó y me entretuvo muchísimo.























Cuatro libros se encuentran entre mis peores lecturas, básicamente porque no eran para mí desde el principio y los leí por encargo. Casi que esto me hace replantearme si debería seguir aceptando libros, básicamente porque no me siento cómoda haciendo reseñas negativas de libros de aquellas personas que con ilusión me mandan sus historias para que las reseñe. Así que es muy posible que de ahora en adelante, y  porque tampoco dispongo de tiempo, me limitaré a leer lo que me apetezca. Esos cuatro libros son los siguientes: El hombre del parque de David Castells, Aunque todo esté perdido de Carlos Garvín, Enchantment de Orson Scott Card y Nunca es tarde para morir de Pablo Palazuelo.

¿Cómo se presenta el 2017? Pues, como apuntaba más arriba, el 2017 se plantea muy, muy ocupado y con muy poquito tiempo, pero quiero seguir manteniendo el blog en la medida de lo posible. Tengo una reseña pendiente de un libro que he tardado casi tres meses en leer (para que veáis como está el tema) y he empezado el último libro que leeré por encargo y que espero reseñar también. Por lo demás, no me apuntaré en ningún reto ni me propondré nada, aceptaré las cosas tal y como vengan y disfrutando de la lectura que es lo que hay que hacer. Espero que vuestro año 2016 haya sido genial en todos los sentidos y que el 2017 lo sea aún más. Felices lecturas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario