domingo, 23 de abril de 2017

Villa en Fort-Liberté

Título: Villa en Fort-Liberté
Autor: Eduardo Flores.
Editoral: Dalya.
Páginas: 577.

Sinopsis


No se escuchan los tambores la primera noche que se llega a Fort-Liberté. Ni siquiera la segunda... hay que ser haitiano y muy negro para no sentir el escalofrío que produce escuchar la letanía de percusiones... como la tormenta.. En el impactante relato de Eduardo Flores un hombre, Chilo, busca su lugar en la vida a la vez que asistimos a la ruina de un país, Haití, descabezado por las armas con el beneplácito del primer mundo.. Conocemos a Chilo en un viejo hotel abandonado de Fort-Liberté, un pueblo al noroeste de Haití, próximo a la frontera con República Dominicana. Allí transcurre su existencia, rodeado por una sociedad castigada por la Historia y marcada por el influjo del Vudú, acompañado de personajes con los que comparte el peso de lo vivido y un duro presente. Cómo ha llegado Chilo hasta aquel lugar olvidado del mundo es un relato de violencia, pero también un debate entre la existencia del destino, el azar y la capacidad de elección del ser humano.. Mientras tanto el lector podrá navegar a bordo del Habana vieja y descubrirá el mar, y África, el tráfico de armas y el opio, la prostitución en el sudeste asiático; se postrará ante la inquietante y colosal presencia de el Francés, un hierofante oscuro, también una lucidez inalcanzable, un ser más allá del bien y del mal.

Opinión

Eduardo Flores demostró en su primera novela que no es un autor más. Y aquí vuelve a hacerlo alejándose mucho, en estilo, temática y genero a su primera novela. Villa en Fort-Liberté es mucho más compleja, más oscura y caótica. Una novela que no será del gusto de todos y que, desde luego, no es para todos los públicos. 

Y no lo es, porque Flores construye una historia caótica y violenta en la que, sin embargo, todo parece estudiado hasta el último detalle. Quizá lo más destacado sea el lenguaje empleado, que te produce una impresión de caos mientras lo lees, como si fueras enredándote en un hilo del que no sabes muy bien como salir pero del que, gracias a la historia, no quieres salir. El caos de la villa haitiana se traslada al papel mediante el uso de la puntuación y es aquí donde la historia dejará de gustar a todos por igual. Mientras algunos podrán aplaudir la genialidad del autor para recrear el caos de Fort-Liberté en la novela, otros pueden verlo como excesivamente enrevesado. 

Aun así, Villa en Fort-Liberté se sobrepone a cualquier pero gracias a una historia violenta y desgarradora que termina convirtiendo en único y verdadero protagonista a la crueldad humana. Eduardo Flores va adentrándose en un infierno de violencia y destrucción que le aleja de "Una ciudad en la nunca llueve" con la que nos sorprendió a muchos lectores con una historia tragicómica que aquí desaparece completamente.

No diré que es una lectura fácil y sencilla, porque no lo es. Es una historia caótica y violenta que, al menos a mí, ha logrado engancharme. Además, es la demostración de que Eduardo Flores es un autor diferente, que escribe lo que quiere y no lo que busca la inmensa mayoría de los lectores. Pero sí no existieran autores como él, perderíamos una parte muy rica de la literatura: la que cuenta cosas, la que experimenta con las letras, la que no busca entretener sino hacer pensar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario